martes, octubre 4, 2022
Google search engine
HomeNacionalLa simulación | Opinión de Alejandro Rodríguez

La simulación | Opinión de Alejandro Rodríguez

*@AlexRdgz  El presidente de la República asegura con frecuencia que su estilo directo y frontal de decir las cosas en las conferencias mañaneras busca acabar con la simulación de épocas anteriores, cuando prevalecía lo “políticamente correcto” en el discurso público. Sin estar de acuerdo con tal postulado, podría dar el beneficio de la duda si la mal llamada Cuarta Transformación, el partido Morena, sus integrantes y el propio gobierno de Andrés Manuel López Obrador no estuviera pletóricamente lleno de simulaciones.  Y para muestra, varios botones expuestos durante la última semana. El Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) parece una buena idea, pero el propio mandatario y su secretario de Hacienda reconocen, bajita la mano, que si bien nos va tendremos sólo un paliativo ante el fenómeno de la escalada de precios mundial.  Esto es, la inflación bajará cuando tenga que bajar, pero mientras tanto no viene mal un evento que más que técnico fue político. Una vez más: el gobierno le apuesta a lo mediático; a llevar empresarios a Palacio Nacional y presumir un acercamiento que no existe, una supuesta alianza rota desde el poder incluso antes del 1 de diciembre de 2018, con la cancelación de la obra del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. De paso, la retórica oficialista presume que respeta la autonomía del Banco de México, el verdadero responsable de combatir la inflación, pero la ignora en su plan e incluso descaradamente se le tira línea para que no vuelva a subir las tasas de interés, al contrario de lo técnica y económicamente procedente.  Simulación. Simulación desde la Secretaría de la Función Pública, que se viste con sus mejores galas de los tiempos de Virgilio Andrade para exonerar a la familia López Beltrán, al propio patriarca y a su amigo Daniel Chávez, propietario del poderoso Grupo Vidanta, en el caso de la ya legendaria casa gris de Houston y el supuesto empleo del nuevo cachorro de la Revolución. “No somos iguales”, porque no es lo mismo gris que blanco, en alusión a una idéntica exoneración a Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera por aquella mansión en las Lomas de Chapultepec cedida por un empresario cercano a la Presidencia. ¿Les suena? Simulación escandalosa de la jefa de gobierno de la ciudad de México, que contrató a una empresa noruega para realizar los peritajes en torno a la tragedia de la Línea 12 del metro capitalino.  Todo por la transparencia, alegaron hace no mucho, hasta que los dictámenes apuntaron a la responsabilidad de la actual administración en el desastre de 26 muertos y la vergüenza de un gobierno que gasta recursos fiscales en campañas políticas en lugar de destinarlos al mantenimiento básico de su infraestructura. Pero todo se puede arreglar, creen, anunciando un concierto masivo gratuito en el Zócalo. Otro afectado por el desplome del convoy hace un año, el Canciller, hace como que no ve ni oye las ocurrencias de su jefe en política exterior. Hace maromas para llevar una relación fluida con su contraparte de la Casa Blanca; calla y apoya al presidente pero cede en lo oscurito y concede la contención migratoria al sur del país; aprieta la mandíbula en público, pero sonríe y otorga en corto para mantener en aparente paz al gigante vecino.  Y calla cuando el presidente Biden, magnánimo, nos eleva de rango al pasarnos de patio trasero a patio delantero de los Estados Unidos. En fin, el que se lleva se aguanta. Y mientras, López Obrador sigue simulando su cruzada antiimperialista, con una gira inocua por Centroamérica para exportar sus fallidos programas sociales y arremeter en contra de la conquista, el mestizaje y por supuesto a favor de la gastada perorata de la soberanía regional en una empobrecida América Latina. De Cuba, ya ni hablamos: México, queriendo ser cabeza de ratón cuando es el principal socio del león. Para terminar con estas perlas, sólo de los últimos días, la criminal simulación de ofrecer por enésima vez justicia y cero impunidad ante el asesinato de un periodista, el trigésimo cuarto en lo que va de este gobierno. Porque independiente de que jurídicamente los crímenes se resuelvan o no (la gran mayoría permanecen impunes), siguen sucediendo. *Periodista, comunicador y publirrelacionista
RELATED ARTICLES

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
Google search engine

Ultimas Noticias

Ultimos Comentarios