México debe de invertir ya en inteligencia artificial, y enmendar la brecha que lo limita: especialistas

0
687

“La adopción de la informática por los países del Tercer mundo y la aplicación de una política en este ámbito les permitirá acceder al mismo nivel de desarrollo que los países industrializados”, previó en 1978 la Oficina Intergubernamental para la Informática de la UNESCO. Hoy en día, estamos en los primeros pasos de una nueva revolución tecnológica: la Inteligencia Artificial. Este tipo de sistemas “ampliarán las capacidades humanas, no las sustituirán”, propone el experto en la materia Guruduth S. Banavar. Esto supone que las sociedades, dependiendo de sus avances tecnológicos, continuarán ampliando o reduciendo sus respectivas brechas de desarrollo. Todo depende del futuro al que le apuesten y por el cual estén invirtiendo en el presente. La pregunta es, ¿México aprovechará la oportunidad e invertirá en tecnología o la dejará pasar?

México, comparado con otros países, invierte poco en ciencia, tecnología e innovación (CTI). De acuerdo con el “Informe sobre Ciencia hacia 2030” (2016), de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), nuestro país, hasta hace cuatro años, sólo invertía el 0.38 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) en CTI, mientras que otros países más desarrollados –como Alemania, Estados Unidos y Francia–, en promedio, invertían el 0.82 por ciento.

En la actualidad, “México destina el 0.61 por ciento de su PIB [alrededor de 140 mil millones de pesos al año] en inversión tecnológica”, expresó a mediados del año pasado Luisa Fernanda González Arribas, Subdirectora de Información del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Aún así, la nación sigue abajo en inversión.

Eso quiere decir que nuestro país no sólo está a tiempo de comenzar a invertir en esta área de conocimiento, sino que también está a tiempo de enmendar la brecha tecnológica que lo limita.

Hoy en día, debido a que existe una enorme cantidad de información no estructurada, es decir, datos que se duplican cada año y que crecen sin parar, llega un momento en que nuestra capacidad cognitiva se ve limitada para seguir analizando e incorporando información a nuestras observaciones. Para eso necesitamos a la Inteligencia Artificial: para asistirnos en el análisis de datos. Máquinas que aprendan y que razonen para ampliar las capacidades de conocimiento de la Humanidad y mejorar la vida, “dándole a las personas mejores opciones para tomar decisiones”, dijo Guruduth.

“Estas máquinas no solamente entienden los datos a lo largo de un periodo de tiempo, sino que son capaces de aprender y procesar información nueva, incorporarla por medio del aprendizaje y del razonamiento. Estos sistemas van a ser muy importantes para la toma de decisiones en todos los ámbitos de nuestras vidas”, ahondó.

Sin embargo,Guruduth enfatizó que a pesar de que la Inteligencia Artificial ejercerá un papel decisivo en el mundo del mañana, las decisiones finales las seguirán tomando las personas, porque la Inteligencia Artificial “no sustituirá capacidades humanas sino que habrá de complementarlas”.

De acuerdo con el especialista de IBM, la implementación de la Inteligencia Artificial en todas las industrias traerá como consecuencia una transformación de las mismas, y aunque algunas funciones humanas (empleos) sean sustituidas en el mercado, siempre existirá un proceso de “demanda elástica”, o bien, la creación de nuevas vetas de trabajo, ya que en su opinión, las máquinas nunca serán capaces de hacerlo todo, como nosotros tampoco. Por ello es necesario complementarnos, indicó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here