El estudio “Adolescentes y jóvenes mexicanos, entre la violencia convivencia”, realizado por la organización civil Guardianes,  reporta que durante la pandemia por covid-19 el 90 por ciento de los adolescentes ha permanecido más tiempo conectado a la red, dedicado, principalmente al uso de redes sociales, después a la investigación de tareas y clases, seguido de actividades de entretenimiento.

Se le llama grooming a las acciones que lleva a cabo un adulto, a través de en un medio digital (redes sociales, email, chats, juegos interactivos, etc.) para ganarse la confianza y amistad de un niño o niña a través del engaño, con el fin de solicitarle imágenes o actos de contenido sexual o erótico para satisfacerse sexualmente. Estas acciones culminan en delitos de trata infantil, pornografía o abuso sexual.

Asimismo, a pesar del aumento del tiempo que pasan en línea los adolescentes, la supervisión o acompañamiento de padres y madres ha disminuido en 30 por ciento de los hogares, por lo que un porcentaje ha dedicado su atención a ver videos con contenido para adultos (12 por ciento), sexting (4 por ciento) o ha hecho amistad con extraños o gente que no conocían en el mundo digital antes de la cuarentena (16 por ciento).

Según el Módulo sobre Ciberacoso (MOCIBA) 2019 del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) 3 millones de niñas y niños han sido víctimas de ciberacoso en redes sociales, lo que equivale al 27 por ciento de las personas que tienen acceso a internet. Por lo que, el aumento del uso de internet en menores los pone en riesgo de ser víctimas de grooming.

Con información de Milenio Diario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here