Por Sandra RODRÍGUEZ

En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer los contingentes de mujeres recorren también las calles de los principales destinos turísticos de este país. En Valllarta la Agenda Feminista de Jalisco, entre otros colectivos convocantes, planearon manifestaciones desde el Malecón hasta el teatro libre Aquiles Serdán.

En Acapulco los colectivos llamaron a una #Tomafeminista para recordar a las mujeres asesinadas, mientras que en Cancún un nutrido contingente partió  desde el Malecón Tajamar hasta Plaza de la Reforma,  exigiendo lo mismo, justicia para las desaparecidas y las muertas.

En la industria del turismo las mujeres cuentan y mucho, al menos la mitad de las que hacen del turismo una industria exitosa, según las propias autoridades en la materia,  son mujeres, pero igual que en todo el país los cargos ejecutivos más altos siguen siendo de los hombres lo mismo que los salarios.

Peor aún, la industria del turismo ha sido casi omisa en  la prevención de la violencia contra las mujeres. En el Caribe Mexicano apenas  una marca, la cadena hotelera Palace Resorts, tiene un programa permanente dirigido a prevenir las adicciones y la violencia doméstica en el seno familiar de sus trabajadores.

En la firma que preside José Chapur, lo han dicho  más o menos así: “ del bienestar integral de los colaboradores del turismo depende no solo nuestro negocio sino una sociedad”,  el resto son solo buenos deseos.

Como los del presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún Roberto Cintrón, que  no solo salió a barrer el frente de su hotel después del huracán Delta sino que acompañó a las feministas que recorrieron la intocable Zona Hotelera para dar fe de que se portaran bien. Era de los que creían firmemente que  el numerito de la balacera de policías contra mujeres unos días antes le iba a pasar la factura el destino. No fue así. En el Caribe Mexicano las operaciones aéreas siguen creciendo conforme se acerca diciembre.

Ya ahora rondan las 400 por día y la ocupación hotelera casi le roza al 50 por ciento promedio en un multidestino de más de 100 mil habitaciones de hotel.

NO LA LEVANTAN LOS CRUCEROS

Los que no ven la suya son los cruceros, recientemente la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros ha anunciado que sus miembros mantendrán la suspensión voluntaria de operaciones de sus embarcaciones en Estados Unidos, por lo menos hasta el 31 de diciembre próximo y aprovecharán lo que resta del año para implementar medidas de seguridad sanitaria, con la orientación de expertos externos en salud pública y los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de la Unión Americana.

No es para menos, mucho más luego de que en el SeaDream Yacht Club se detectaron 7 pasajeros con COVID19 a mediados de noviembre, un crucero por El Caribe que suponía la primera navegación de la naviera en la contingencia sanitaria.

MALAS NOTICIAS 

El Barómetro del Turismo Mundial de la Organización Mundial del Turismo,  informa que de enero a agosto de 2020 Las Américas registraron una disminución del 65 por ciento en la llegada de turistas.

Sin embargo, refiere que entre entre  julio y agosto se observó una ligera mejoría en la ocupación de la industria hotelera, aunque se sigue registrando una sensible baja en comparación con el año pasado. En septiembre, la ocupación hotelera alcanzó un promedio de 45 por ciento en el continente americano.

Por regiones,  América sufrió la caída del 90 por ciento en el flujo de pasajeros internacionales; sin embargo, el Caribe muestra signos alentadores de reactivación, de acuerdo con los datos de las reservaciones aéreas, que en el  caso del Caribe Mexicano registran una reactivación en ventas del 20 por ciento para diciembre.

Twitter. @sandydelcaribe

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here