Martha Karina Cruz Ruiz
Psicoanalista 

Somos relatos. Somos las historias que tejemos a través de los años y los daños. Las cicatrices que nos vamos tatuando, a veces con cenizas, a veces con confeti, a veces con el color de algunos pétalos y a veces con las espinas de esas rosas. Yo prefiero las gerberas.

Sin duda, esta pandemia nos abrió la herida narcisista que llevamos todos a semejanza del pecado original. Esto que estamos viviendo nos recordó que no somos el centro del universo, que no somos libres y que no tenemos el control de nada. Pfff. Es demasiado para la civilización que ha logrado tener el mundo a sus pies con tan solo ordenar a Siri o a Google, lo que sea que quiera saber, comprar, ver o disponer al instante.

¿Qué no se ha escrito del coronavirus? ¿Qué no hemos leído sobre la sana distancia? ¿Cuándo nos darán la noticia de que todo ha vuelto a la normalidad? ¿Cuándo despertaremos de este mal sueño en el que vemos pasar los días, las semanas, los meses y casi la mitad del 2020 en medio de arenas movedizas?

Aún con la actividad económica semi paralizada, las actividades migradas al mundo online o el distanciamiento social, como medidas de contención del virus, el mundo sigue girando. Y de una u otra manera hemos aprendido a improvisar para seguir caminando hacia lo que sea que nos haga latir el corazón. Mantener esa fe puede convertirse en una aventura y apostar por eso, es ya vivir. El otro lado de la moneda es mantenerse en la comodidad o subsistir ante la crisis económica que se avecina, y eso es meramente sobrevivir, sin cuestionarse, sin dejarse atravesar por el momento histórico.

“Y así, de repente, de la noche a la mañana, ¡el mundo entero cambió!”, esta es la carta de presentación de Covid – 19: Reflexiones y vivencias. El volumen 19 a cargo de la psicoanalista Cristina Jarque, editado por Lapsus de Toledo, compila a un centenar de coautores, entre escritores, psicoanalistas, psicólogos, filósofos, historiadores, maestros y alumnos. Este ejercicio nació como una cura a la angustia que vivimos a finales de marzo, cuando en España y México esto apenas comenzaba. Todos teníamos demonios que exorcizar, todos debíamos vaciar un poco de eso que nos comía la cabeza o que nos mordía el corazón. Hoy, el libro ya está en Puebla y lo queremos compartir escuchando tu relato el próximo lunes 3 de agosto a las 7:00 pm a través de Facebook Live. ¡Agéndalo!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here