por Carlos Cajero

La nostalgia vende. Eso lo han entendido a la perfección las productoras que arriesgan en proyectos audiovisuales que años atrás fueron un éxito y, hoy en día, lo llevan a las nuevas generaciones teniendo como respaldo a los fanáticos originales y esto se ha convertido en una fórmula que difícilmente llega a fallar.

En las pantallas de Netflix ya se puede ver la tercera temporada de “Cobra Kai”, historia que nos narra las aventuras de Daniel Larusso (Ralph Macchio) y Johnny Lawrence (William Zabka), varias décadas después de aquel torneo de karate en el que Daniel San, le ganara con la patada de la técnica de la grulla.

Las primeras dos temporadas estuvieron bajo el cobijo de YouTube, en una apuesta del canal para realizar series, pero tomó la decisión de ya no producir más y el programa de karate encontró en Netflix su nueva casa y eso ha sido muy beneficioso para el show.

En esta temporada, que consta de 10 episodios, nos traen a personajes de las películas I y II que en definitiva le traen frescura a la trama y sobre todo que era lo que los fanáticos querían ver. Aparecen Kumiko (Tamlyn Tomita) y Chozen (Yuji Okumoto) ambos personajes están en Okinawa -lugar de origen del maestro Miyagi- Daniel por cuestiones viaja a Oriente y tiene un reencuentro con ambos personajes que resultan muy emotivos.

Pero la cereza del pastel fue la aparición de Elizabeth Shue, actriz que fue el interés amoroso de Larusso en la primera película y en la segunda no apareció ya que la actriz decidió enfocarse en sus estudios. Shue aparece en los capítulos finales y es decisiva en la relación futura de los protagonistas, Lawrence y Larusso y claro, arrancó algunos suspiros de sus fanáticos.

La productora ha confirmado una cuarta temporada que verá la luz a inicios del año próximo e iniciará filmaciones a fin de este mes en la que responderán las preguntas que quedaron abiertas al final de esta tercera y seguramente, también veremos a personajes que salieron en la trilogía original.

Sin duda el karate ahora tendrá más fanáticos y seguramente -una vez que termine la pandemia- las academias tendrán más alumnos pues siempre es bueno hacer ejercicio y sobre todo si se trata de practicar la defensa personal.

Estimados amigos nos leemos la próxima semana.

¡Saludos, mucho rock y feliz año!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here