“… lo que nos une, nos separa…”

Por Daniel Robleto Aguilar

En una reiterativa reincidencia, el Istmo de Panamá se une a la Gran Colombia, por dos ocasiones mas con igual número de separaciones (1831, 1840) y en ambos momentos se ampara en la Constitución de Nueva Granada de 1832.

Producida la tercera separación, entramos al período que para estudiosos del tema, podríamos llamar la Primera República Colombiana, de la cual heredamos la Constitución Istmeña de 1841, sancionada por el Coronel Tomás Herrera; a la misma le sucede la Constitución Granadina de 1843 calificada de hipercentralista y autocrática.

De 1853 a 1885 el Istmo vive el periodo federalista dentro de la República de la Nueva Granada, comprensivo de las Constituciones centro federal (1853-1857) de corte liberal y que abre la puerta al Estado Soberano de Panamá mediante el acto adicional de 1855 que aprueba que los territorios de las provincias de Panamá, Azuero, Veraguas y Chiriquí formen un Estado Federal Soberano, manteniéndose como parte integrante de la Nueva  Granada, bajo el nombre de Estado de Panamá; con ello nace la constitución política del Estado de Panamá; la Constitución de la Confederación Granadina (1858-1862), y la de los Estados Unidos de Colombia de 3 de febrero de 1863, promulgada el 8 de mayo del mismo año por los liberales radicales, quienes recién habían triunfado en los enfrentamientos civiles ocurridos entre 1860 a 1862, conocida como Constitución de Rio Negro.

En los 12 años de existencia del Estado Soberano de Panamá (1863-1875) amén de la asimilación de la de Rio Negro, cinco fueron las constituciones que se promulgaron; la de 1868, la constitución de 1870, la de 1873 y finalmente la de 1875.

Finalmente la Constitución de 1886 de corte ultraconservador, restituye el centralismo en Colombia y acaba por tanto con el Estado Federal del Istmo, marcando en lo profundo el último período unitario, Panamá pasa a ser un territorio abandonado a su suerte.

Ocurrida la separación de Panamá, de Colombia, se convoca una Constituyente, que reunida en enero de 1904, produce un anteproyecto que ligeramente modificado conduce al primer estatuto fundamental de la República, iluminado por concepciones liberales – individualistas que si bien responde al tipo norteamericano de constitución, resulta ser la culminación del movimiento iniciado en1841, contrario a la tesis de Ireland Gordon, (Fabrega P., 1965) quien sostiene que “fue redactado en la oficina de Nueva York de William Nelson Cronwell, astuto abogado de los propietarios franceses y otros de la compañía nueva del Canal de Panamá, y llevada en su bolsillo por el Doctor Manuel Amador Guerrero, cuando embarcó desde Nueva York el 20 de octubre de 1903 hacía Colon.” (Fabrega P., 1965).

De 1904 a 1941, atendiendo a las exigencias políticas por reformas parciales la constitución asimila la Ley 5 de 1906 de 19 de septiembre, que faculta al Ejecutivo conceder indultos, el Acto Legislativo de 15 de marzo de 1917 y de 26 de diciembre de 1918 que proscribe la pena de muerte y atribuye a la Asamblea Nacional el nombramiento del Procurador General de la Nación, a la par establece que la fuerza pública, sea esta de policía o militar, no ha de ser deliberante, no toma parte en los asuntos electorales por tanto no vota.

Amén de las antes mencionadas, la Constitución de 1904 en 37 años de vigencia encara nueve actos reformatorios, subrogatorios unos, reformatorios o modificadores otros y de adición los menos; que se hacen acompañar de leyes especiales de orden fiscal, social o económicas (La Ley inquilinaria, la jornada de ocho horas, la nacionalización de la pesca, exclusión de extranjeros en el ejercicio de algunas profesiones y oficios, fijación de interés máximo, vacaciones pagadas (Fabrega P., 1965) entre otras, las cuales socavaron las bases ideológicas individualistas que fundamentaban a la Constitución de 1904.

Mediante acto legislativo de 22 de noviembre de 1940, la Asamblea Nacional expide una nueva constitución, la cual debía ser aprobada por la siguiente Asamblea tal cual lo señalase la Constitución de 1904, mas el presidente en turno el Doctor Arnulfo Arias, rompe el orden constitucional, se erige representante supremo del Estado, convoca y celebra un plebiscito  con el fin de someter a los ciudadanos el nuevo estatuto; se logra el voto afirmativo, lo que deroga la constitución de 1901 y así las cosas el 2 de enero de 1941, el Presidente Arias , con la anuencia de todos los órganos del Estado promulga la nueva Constitución.

La Constitución de 1941 con respecto a la de 1904 constituyó un notable adelanto, en el reconocimiento de los derechos sociales y políticos de los ciudadanos, especial atención a la función social que debe cumplir la propiedad privada; no es el caso pero ha de marcarse como salvedad, aquellas disposiciones de carácter racista.

Con la caída del Gobierno de Arias y en virtud del Decreto 4 de 29 diciembre de 1944, se suspende la Constitución de 1941 y se convoca a una Convención Constituyente con el beneplácito de todos los partidos políticos, cuyos 51 convencionales son electos democráticamente el seis de mayo de 1945, tomando posesión el 15 de junio del mismo año; entre los posesionados ilustres panameños como “las educadoras Gumercinda Páez y Esther Neira de Calvo, el abogado Jorge Isaac Fábrega, el socialista Diógenes de la Rosa, es escritor Gil Blas Tejeira, El Doctor Cecilio Castillero, el luego presidente Ernesto de la Guardia, la poetisa María Olimpia de Obaldía” (Guardia, 2016), entre otros

Tocó la elaboración del Proyecto de la carta fundamental a los Doctores Ricardo J. Alfaro, Eduardo Chiari y José Dolores Moscote, al cual se le suman modificaciones de carácter social promovidas por Diógenes de la Rosa, José Isaac Fábrega y Gil Blas Tejeira; finalmente la que es llamada por el Doctor César Quintero la “Constitución mas ponderada y democrática que ha tenido Panamá en su llamada era Republicana”, es firmada un 1 de marzo de 1946 y tendría una vigencia de 36 años hasta ser sustituída por la de 1972.

Daniel Robleto Aguilar, Magister en Comunicación Política. Docente e investigador de Educación Superior.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here