“En MIS TIEMPOS no se veían esas escenitas”. Me lo ha dicho mi madre alguna vez.

“Renovarse o Morir”. Esta no es sólo una de las máximas de las y los emprendedores, sino que es también un dogma de vida. Hasta de mi madre. Sabe de lo que le hablamos, querida o querido lector, si usted tiene ya sus añitos. Seguramente habrá pensado más de una vez: “En mi época las cosas eran diferentes… se hacían de otra manera… no se usaba x…” ¿Cuántas diferencias no hemos tenido que sortear personas de distintas generaciones para lograr comunicarnos? Hemos ido entendiendo que las costumbres y usos van cambiando a lo largo del tiempo. La sociedad evoluciona y en el mejor de los casos, nosotras y nosotros, también.

Hoy, que se conmemora el Día Internacional de la Mujer, nos vienen a la mente especialmente nuestras madres. Si tenemos buenas relaciones con ellas, en mucho se debe a una cosa: ellas han logrado renovar la mente a la velocidad de la luz. Actualizarse. Adecuarse al presente. Ajustarse a los tiempos modernos y dejar en sus recuerdos el pasado, que no necesariamente fue siempre mejor. ¡Cuánta revolución interna y externa han tenido que asumir por nosotras!

A ellas les tocó educarnos como creían que seríamos “mujeres virtuosas”. Visto hoy por nosotras, colmadas de tabúes. Cuanto más educadas, mayores motivos prohibidos por cuestiones culturales, sociales o religiosas, nos enseñaron a sortear. Antes, siempre, debíamos parecer y ser puras. Antihumanas. Antinaturales. No nos hagamos, hasta hace muy poco esto era “lo normal”. De hecho, sigue ocurriendo. Afortunadamente, en estos tiempos podemos actuar con mayor libertad. Nosotras y ellos. Pobres de ellos también. Debían ser “TAN” hombres. Disimular sentir. Prohibido llorar. Nada era lo que parecía, ni nosotras, ni ellos. Poco a poco comienza a cambiar. Ahora, podemos más fácilmente decidir quiénes queremos ser. Hay más opciones. Menos imposiciones.

En nuestros tiempos, en “estos tiempos”, las mujeres luchamos por una igualdad de derechos que buscamos también en lo público, dentro del mercado laboral, además del ámbito privado. Las mujeres, más que nunca, estamos llegando a espacios políticos, a instituciones, direcciones, alcanzando la paridad paulatinamente; sin embargo, las prácticas patriarcales no han cambiado. La estructura social debe ajustarse a este avance.

Presidente: hoy es una fecha oportuna para reflexionar sobre los desafíos. Para recordar al Estado mexicano que está en deuda con los derechos de las mujeres. Para que el Estado, como nuestras madres, se ajusten a la realidad, renovando su pensamiento y su actuar. Si como madres tenemos el deber de hacerlo, con mucha mayor responsabilidad, como titular de una administración. Recordemos la importancia de privilegiar la escucha. Le pedimos congruencia.

Con gran preocupación estamos viendo que se suprimen derechos que ya habíamos alcanzado. Pasos hacia adelante que se habían dado para disminuir la brecha de desigualdad entre mujeres y hombres. Herramientas fundamentales para concretar la igualdad: estancias infantiles y refugios para víctimas de violencia intrafamiliar. Eliminarlos por decreto, es anticonstitucional e inconvencional. Es decir, contrario a la Constitución y a los Tratados Internacionales de derechos humanos que México se ha obligado a garantizar.  El Estado se equivoca al argumentar únicamente: “les daremos dinero”. Los derechos humanos son irreversibles. No son canjeables por dádivas, pensiones, ni cuotas.

Sin duda, es loable la composición paritaria de su gabinete, pero ¿dónde quedaron las feministas titulares de la actual administración? ¿Cómo se concreta la perspectiva de género dentro de nuestro Estado laico? Actúen conforme a Derecho. Actualícense y cumplan con sus responsabilidades. Su principal obligación como titulares del Estado, es renovar su mente y gobernar para estos tiempos.

Estimado presidente, si mi mamá ha podido modernizarse, usted también puede.

DESCIFRANDO DERECHOS
Gilda Ma. García Sotelo.
Renata Demichelis Avila.
CONCORDIA. Consultoría en Derechos Humanos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here