EDITORIAL: ¿Necesita López Obrador asistir a los debates de los medios?

0
113

Fue el viernes por la noche que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió por unanimidad revocar el acuerdo del Consejo General del INE del 19 de febrero que prohibía los debates entre dos o más candidatos. El recurso lo interpuso la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT).

El Tribunal informó que no debe haber mayor restricción al derecho a la libertad de expresión y periodística que las previstas en la ley, dejando a un lado, por anticonstitucionales, las promociones que contra los debates en la intercampaña hicieron Morena y PT para cubrir a su candidato, Andrés Manuel López Obrador, que en días pasado ha declarado que solo asistirá a los debates organizados por el INE.

Pero la verdadera pregunta sería, ¿no necesita López Obrador asistir a los debates de los medios con los candidatos? La respuesta que ha brindado su equipo es que no debería, pues tiene mucho más que perder que ganar si asiste a ellos.

Aceptando eso como una respuesta sensata, ¿no perdería López Obrador un poco de lo que ha logrado ganar cuando se está a dos semanas de iniciar las campañas?

Con la ventaja que lleva, la estrategia ha sido acudir solo a espacios controlados, como las plazas públicas donde se encuentran todos sus seguidores incondicionales y las declaraciones en las que dice lo que él quiere decir y de las que está en su derecho de hacerlo.

La incógnita es, si es un error que López Obrador quede fuera de los debates de los medios, porque si bien una cosa son los consejos que le den sus asesores y otra muy diferente la realidad. Incluso, no acudiendo, se hablará de él y no podrá argumentar ni contradecir nada de lo que se diga. Algo bueno para la oposición.

Dejar ausente su espacio en los debates con medio tendrá un costo que sus asesores tienden a minimizar pero que habrá que ponderarse. El costo de estar ausente físicamente se traducirá en una ausencia de defensa.

Al final cada quien con sus errores, en su caso, no parece que pueda afectarle demasiado, sin embargo, recordemos que una elección la gana quien menos errores cometa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here