Aunque incompleto y con discrepancias en algunos de sus puntos, el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) arranca el día de hoy.

La presidenta del Comité de Participación Ciudadana del SNA, Jacqueline Peschard dijo que aún y con estos vacíos, no se encuentran imposibilitados ni “atados de manos” para que el mecanismo funcione.

Y aunque cuenta con un novedoso catálogo de sanciones, el inconveniente real es que no se nombraron magistrados ni fiscal especializado como ellos mismos lo habían previsto, de esto surge la duda de su real funcionamiento.

Supuestamente el día de hoy en Senado de la Republica debió hacerse nombramiento del fiscal y ratificar a los magistrados especializados en la materia como lo indica el plazo constitucional, y como es establecido desde que se promulgó la reforma y el marco legal anticorrupción.

Posterior a que se celebrara la iniciativa de su creación, el 23 de mayo organizaciones de la sociedad civil abandonaron el comité técnico de la Alianza para el Gobierno Abierto tras denunciar que había espionaje sobre algunos de sus integrantes. Después de lo ocurrido, dicho grupo presentó el informe “gobierno espía” que provocó un escándalo.

Cabe destacar que esto es relevante debido a que quienes dejaron la Alianza, fueron los que participaron con entusiasmo en la creación del SNA desde sus origines y durante el proceso de la creación del marco legal.

Lo que ocurrió después es que cuando se pidió al SNA específicamente a Peschard que hiciera una solicitud de información sobre el caso, esta rechazó la propuesta.

De lo anterior surgieron conflictos de intereses que nadie buscó conciliar y que reprobó al SNA en su primera prueba.

Todo empeoró ante la inmovilidad de las fracciones parlamentarias en el Senado que sin acuerdos ni motivaciones para trabajar un periodo extra, dejaron al SNA sin fiscal ni tribunal.

Ahora parece que el SNA está abandonado y navegando a la deriva después de haber sido creado con la motivación y el propósito de fungir como instrumento de la ciudadanía para vigilar a los partidos políticos tras los escándalos de corrupción que han marcado el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here