Editorial. Alejandro González Iñárritu también es migrante

0
141

El día de ayer el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu presentó en México la exposición Carne y Arena en el que se vive por medio de la realidad virtual, el drama que viven los migrantes centroamericanos al tratar de alcanzar el sueño americano en Estados Unidos.

En una entrevista que mantuvo para Milenio, expresó que el 99 por ciento de los que votarán por el futuro de los niños DACA (Acción diferida para los llegados en la infancia) esta desinformado sobre su modo de vida. Expresó que de antemano hay un prejuicio sobre ellos al vérseles como oportunistas económicos. Según la visión de muchos, inician ganando unos pesos y posteriormente unos dólares. Este pensamiento enaltece el discurso político que se escuchó durante elecciones y despierta sentimientos Xenofóbicos.

González Iñárritu expreso en dicha entrevista que a pesar de que la tecnología ha avanzado a pasos agigantados aún permanece una profunda ignorancia en torno a varios temas como es el caso de los migrantes. Destaca que el 67 por ciento de la gente que migra de Centroamérica y México a Estados Unidos en los últimos diez años ha sido en condición de refugiada y no de inmigrante como se ha hecho creer.

De lo anterior se desprende la reflexión de que no están abandonado su país por un tema económico sino por una situación de vida o muerte pues no se les da trabajo ni se les garantizan sus derechos como seguridad y educación. Por lo anterior se encuentran huyendo de la violencia familiar y de la pobreza extrema.

Precisó que al no entender a los migrantes, se genera una crisis mundial que afecta a todos los estratos sociales pues no es solo una crisis de los mexicanos. Enfatizó que el problema no es solo de Trump sino de una falta de visión principalmente por el sistema capitalista en el que se vive, donde los empresarios subordinan a los seres humanos a costa de utilidades.

Respecto a su proyecto inaugurado el día de ayer en el Centro Cultural Tlatelolco, la exhibición que dura apenas seis minutos hace vivir a las personas experiencias semejantes por las que atraviesan los migrantes durante su viaje. Para el objetivo, que es generar empatía por este grupo de personas a fin de concientizar respecto a este problema, se entrevistó a decenas de inmigrantes, a cada uno 60 minutos y se hizo la invitación a algunos de ellos a desarrollar la historia a través de un guion multinarrativo.

El cineasta espera que la realidad virtual de la que se hace uso para vivir la experiencia sea solo un elemento más, pero que no debe asombrar más que la narrativa misma: “Si es una experiencia tecnológica, hemos fallado y a mí no me interesa, yo no estoy en el mundo de la tecnología, de hecho, la tecnología hoy en día desafortunadamente, tiene que guiar y tiene que comandar todo para ser interesante”, dijo en dicha entrevista. El objetivo del cineasta en esta ocasión fue subordinar a la tecnología por una causa humana.

Según se informa, actualmente González Iñárritu busca apoyo financiero para llevar la instalación a Washington donde en los próximos seis meses tomarán decisiones que pueden afectar a más de 36 millones de mexicanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here