Por: Javier Sánchez Valenzuela “El Cerveciáfilo”

Arrancamos el año con un tema interesante: Las 8 formas de convertirse en un mejor tomador de cerveza. Entremos en materia:

1.- Baja la aplicación BJCP Style a tu teléfono (Beer Judge Certification Program).
Esta es la mejor forma y la más simple para entender el muy estructurado mundo de los estilos tradicionales de cerveza. Esta sencilla guía te ofrece todo el abanico de aromas, apariencias, sabores y características técnicas de más de 80 estilos de cerveza. En otras palabras, cuando pruebas una American Pale Ale, una Imperial IPA, una Bier de Garde, Northen English Brown Ale o la que sea, al leer esta guía sabrás exactamente qué es lo que el artesano cervecero está tratando de decirte y qué características debes esperar saborear en tu paladar.

2.- Prueba cervezas de un solo lúpulo.
Nuevas variedades de lúpulo están transformando estilos, como el American IPA. De pronto encontramos nuevos sabores como fresa, kiwi, parcha, cedro en nuestras cervezas. Es tiempo de aprender sobre estas nuevas variedades. La forma más sencilla de hacerlo es probar muestras de cervezas de una sola variedad de lúpulo (Pale Ales o IPAs que anuncian estar hechas de un solo lúpulo). La marca Mikkeller tiene una serie épica que cubre una amplia variedad de lúpulos, desde unos familiares como el Columbus hasta el lejano Nelson Saunin. Inviértele un poco de dinero y dedícale una noche a probarlos todos (y haz notas sobre cada una). De esa manera la próxima vez que tomes un New Belgian Rampant sabrás cuál lúpulo de la mezcla Centennial-Calypso-Mosaic le da ese sabor tropical sabor a melón.

3.- Un estilo al mes.
Ya no estás en la prepa, así que no hay necesidad de apresurarse. Para conocer mejor una cerveza dedícale una noche del mes a aprender sobre un estilo o un tipo en particular. Por ejemplo, este mes escoge un rango de marcas de cervezas que caigan en la categoría de English Pale Ale. Coteja cada una con el App de BJCP ( o si estás frente a una computadora métete a http://draftmag.com/new/beer-styles-guide y aprenderás la diferencia entre una Special/Best/Premium Bitter y una Extra/Special/Strong Bitter (o lo que es lo mismo, una ESB). El mes siguiente escoge una variedad de cervezas Scotish Ale, y al siguiente algo diferente como las Saisons. Invita a tus amigos.

4.- Haz una lista de sabores.
Elabora una lista de tus sabores preferidos (como chocolate oscuro, pan tostado, limón, toronja, etcétera.) y después busca en qué cervezas los encuentras. Parece simple pero es una forma muy sencilla de encontrar tus preferencias. Quizá de repente descubres que te gustan las IPAs con notas tropicales y cítricas, y que te interesan menos las de sabor a pino y ligeramente oxidadas. El aprendizaje es poder.

5.- Haz una prueba.
Te sorprenderá darte cuenta de cuánto puedes aprender cuando te pones a estudiar en línea para tomar el nivel de entrada (entry-level) para el BJCP(Beer Judge Certification Program) o el Ciccerone (Ciccerone Certification Program). Estos exámenes no son imposibles (¡tú puedes hacerlo!) y te dan el pretexto perfecto para ponerte a estudiar los textos (y las cervezas) un par de noches a la semana.

6.- Consigue un muestrario de especias.
O cuando tengas frente a ti tu colección de hierbas y especias tomate un momento para probarlas; huélelas, dales una probadita, concéntrate por unos segundos en pensar en su aroma y su sabor. No puedes identificar la manzanilla en una cerveza si no estás familiarizado con su olor.

7.- Consigue unos libros sobre cerveza.
No es necesario hacerte de una biblioteca. Escoge un tema que te interese (Cerveza y Quesos, Cerveza Casera, Guía Global de Cervezas, etcétera) y explora. Mi tema favorito es la Historia de la Cerveza. Encuentro que el origen de un estilo de cerveza (tanto en el tiempo como en un lugar) suele explicarme su perfil de sabor y de aroma. “Tasting Beer” de Randy Mosher es el libro al que siempre recurro primero.

8.- Rompe el hábito.
Todos tenemos nuestras cervezas “del diario” preferidas, pero proponte sacudírtelas un poco en este año. Trata de cambiar tu Porter preferida por otra marca que nunca haz probado. Haz esto algunas veces al mes y verás que pronto tendrás más cervezas favoritas en rotación.

Échenle un poquito de ganas y verán que su percepción sobre la cerveza cambiará. Visita los expendios o restaurantes donde vendan cerveza artesanal en tu localidad. Seguramente encontrarás alguno cerca y comparte la experiencia con tus amigos. Por supuesto, no dejes de hacer algo de ejercicio y comer sanamente para que te mantengas en forma y con ánimos de seguir aprendiendo más sobre cerveza.

Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina. ¡Paz y salud para todos!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here