El renunciante presidente boliviano Evo Morales agradeció este martes al mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, por haberle salvado la “vida” con su decisión de darle asilo político en su país tras la crisis desatada en Bolivia por las denuncias de supuesto fraude electoral.

“Quiero decirles que estamos muy agradecidos porque el presidente de México y el pueblo boliviano me salvó la vida”, dijo Morales a la prensa tras bajar del avión militar que lo trasladó a Ciudad de México.

 

Aseguró que tras los comicios del pasado 20 de octubre se comenzó a orquestar un golpe de Estado en contra de su gobierno, mismo al que se sumó la policía nacional; además, dijo que fueron quemadas papeletas electorales.

Expresó que la renuncia de varios de sus funcionarios no fue por voluntad propia, sino por amenazas a sus familias e incluso a algunos les fueron quemadas sus casas, a otros como a él y a su hermana le saquearon sus hogares.

“Mientras tenga la vida seguimos en política, mientras tenga la vida, sigue la lucha y estamos seguros que los pueblos del mundo tienen el derecho de liberarse, pensé que habíamos terminado con la opresión, la discriminación y la humillación, pero surgen otros grupos que no respetan la vida y menos a la patria. Será parte de las luchas ideológicas”, afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here