En lo que va del año se han registrado 21 temblores en la Ciudad de México, entre ellos el del Ajusco y el de Coyoacán, que ocurrieron luego del sismo del 19-S.

En los últimos diez años se han registrado 68 sismos de entre 1 y 2.5 grados que tienen como epicentro la capital.ççVíctor Hugo Espíndola Castro, encargado de análisis del Servicio Sismológico Nacional explicó a Excélsior que no se trata de procesos anómalos, pues han ocurrido siempre debido a “pequeñas fallas” dentro de la Ciudad de México que dan lugar a estos sismos de bajas magnitudes, por fuerzas que existen en la corteza de la región.

Son procesos que se dan por diferencias, isostasias se llaman, en la corteza y por movimientos de un sismo fuerte como el de 8.2 o este de 7.1 que estando muy cerquita pues dispara otros lugares en donde hay fuerzas acumuladas y las sacude”, expuso.

El experto, en entrevista detalló que además de Coyoacán y en el Ajusco, este año se han presentado sismos en San Lorenzo Acopilco, Cuajimalpa; San Salvador Cuauhtenco, Milpa Alta; así como en la delegación Benito Juárez y Magdalena Contreras.

En la Ciudad de México, por diferencias de peso en su suelo, en ciertas regiones, unas se elevan y otras bajan; hay diversas fallas, pequeñas les voy a llamar dentro de la capital, que son las que dan lugar a sismos que ocurren”, describió el experto.

De acuerdo con Espíndola Castro estos pequeños sismos con epicentro en la ciudad se han presentado siempre, sólo que no se detectaban debido a la falta de instrumentos, pero ahora que se cuenta con una estación sismológica en cada delegación es más fácil hacerlo.

Por separado, el investigador del Departamento de Sismología del Instituto de Geofísica de la UNAM, Luis Quintanar Robles, detalló que estos movimientos son tan pequeños “que nadie los siente y sólo se sabe de ellos porque el SSN los publica y la gente se entera, de lo contrario, nadie sabría que ocurren porque prácticamente son imperceptibles”.

El especialista no descartó que el movimiento telúrico del pasado 19-S haya reactivado algunas fallas geológicas. Aclaró que tampoco puede afirmar que el temblor de hace un mes sea la única causa por la que se han registrado otros 10 sismos del 20 de septiembre al 28 de octubre.

El investigador de la UNAM recalcó que la sismicidad en la capital del país está presente siempre, por lo que estos sismos que se han difundido con epicentro en Tlalpan y Coyoacán no son atípicos, pero “como la gente está muy sensible por lo ocurrido el pasado 19-S, se alarma porque se entera, pero no hay nada extraño y deben estar tranquilos”, afirmó.

Al respecto, el geólogo y experto en sismos de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del IPN, Magdaleno Martínez Govea, insistió en que la ciudad está cerca de las placas tectónicas de la costa del Pacífico que constantemente se mueven.

Puntualizó que la Ciudad de México está asentada en un suelo que fue lago, que tuvo formaciones volcánicas y que se fue convirtiendo en una masa gelatinosa que amplifica las consecuencias de los sismos por no tener un subsuelo sólido y consistente.

Con información de Excelsior 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here