El Triángulo Rojo conocido así por el robo de combustible, se convirtió en la zona más peligrosa de Puebla; su situación crítica ha llevado al gobierno del estado y a otras instituciones a tomar medidas extremas de seguridad, informó Periódico Central.

A partir de la semana pasada 500 efectivos del Ejército Mexicano y 100 de la Gendarmería Nacional sitiaron la zona; la Cruz Roja denunció tres ataques en su contra y canceló los servicios de atención de emergencias; la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social reubicará 12 estancias infantiles y la Secretaría de Educación Pública se mantiene alerta ante la existencia de jóvenes halcones que operan para las bandas de robo de hidrocarburos. Además, casi a diario se registra el decomiso de combustible robado y vehículos utilizados para transportarlo.

Debido a esto, este 21 de marzo el gobernador Antonio Gali Fayad confirmó que existe una investigación en contra de nueve alcaldes de municipios que se encuentran en la franja por donde pasan los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) para verificar si mantienen lazos con los llamados huachicoleros.

La investigación contra los alcaldes surgió luego de la detención de José Isaías Velázquez Reyes, el alcalde Atzitzintla, debido a que colaboraba con “Los Bukanas”, un grupo de Los Zetas que controlan el robo de combustible, el secuestro y la extorsión en la zona limítrofe de Puebla y Veracruz

Además, el alcalde de Atzitzintla es acusado de entregar a “Los Bukanas” a tres agentes de la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Alto Impacto (FISDAI) ejecutados el pasado 9 de marzo en San José Cuyachapan, Esperanza.

El jueves 16 de marzo de 2017 el gobierno de Puebla arrancó el operativo “Puebla Segura” en el cual, 500 elementos de la Policía Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional fortalecerán la seguridad pública en los municipios de Acajete, Tepeaca, Acatzingo, Quecholac, Palmar de Bravo, Tecamachalco y Puebla. Además, se integraron 100 miembros más de la Gendarmería Nacional.

En este evento, frente a los alcaldes de Acajete, Antonio Aguilar; Tepeaca, David Huerta; Acatzingo, Carlos Valdez; Palmar de Bravo, Pablo Morales; Tecamachalco, Saturnino López y Quecholac, Néstor Camarillo, advirtió que no habrá nadie por encima de la ley y recordó la detención del presidente municipal de Atzitzintla, José Isaías Velázquez, por sus nexos con el crimen organizado.

 

Fuente: Periódico Central

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here