La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) manifestó hoy su preocupación por la falta de independencia y legitimidad de la recién nombrada titular de Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) Rosario Piedra Ibarra quien ha iniciado ya su mandato.

A través de un comunicado el organismo internacional hace señalamientos sobre el reciente proceso de selección que “supone, entre otros requisitos, sea particularmente escrupuloso, objetivo, transparente y certero, de forma tal que se evite cualquier tipo de cuestionamiento que afecte la legitimidad de la persona a quien se designa, de la institución cuya cabeza se nombra y de quien hace la elección respectiva”.

En el informe, detalla que el proceso de designación de la presidencia de la CNDH realizado por el Senado estuvo marcado por un ambiente de polarización, dudas sobre el cumplimiento de los requisitos de elegibilidad de la candidata a quien se tomó protesta y cuestionamientos respecto a si en la tercera votación se alcanzó la mayoría calificada que exige la Constitución.

Advierte que el Estado Mexicano está obligado a cumplir con los Principios de París, los cuales definen las características principales de las instituciones nacionales de derechos humanos. También señala que el Subcomité de Acreditación de la Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos examina y analiza el cumplimiento de los mencionados principios por la institución nacional de los derechos humanos de cada país, incluido el de designación de ombudsperson.

Hacia el final, el organismo ofreció su asesoría y cooperación a las instituciones del Estado mexicano en beneficio de las víctimas de violaciones a derechos humanos.​

Fuente: Milenio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here