Relacionan a Moreno Valle con gente de Salinas y Peña Nieto

0
111

El periódico La Jornada de Oriente informó que Monex, Los Hank, grupo Higa, Pedro Aspe y la familia de Juan Diego Gutiérrez Cortina tienen una cosa en común: manejarán recursos públicos de Puebla durante décadas por determinación del gobierno pasado que encabezó Rafael Moreno Valle Rosas, actual aspirante del Partido Acción Nacional a la presidencia del país.

A continuación se presenta la descripción de los negocios que amarraron en Puebla esas compañías y empresarios vinculados con el primer mandatario del país Enrique Peña Nieto y con el ex titular del Poder Ejecutivo federal Carlos Salinas de Gortari.

Monex, empresa que participó en la triangulación de recursos a favor de la campaña presidencial de Enrique Peña, maneja desde 2014 el fideicomiso al que van a parar los pagos que realizan los habitantes de cinco municipios del estado por el servicio de agua potable a cargo del consorcio Concesiones Integrales, mejor conocida como Agua de Puebla para Todos.

Los Hank, a través de Grupo Financiero Interacciones, también participan en el negocio del agua. Inyectaron recursos a la concesión a través de un financiamiento que se destinó al pago de la contraprestación solicitada por el Soapap de mil 400 millones de pesos.

Grupo Financiero Interacciones es uno de los dos consorcios fundados por Carlos Hank González, quien fue gobernador del estado de México y fungió como secretario de Turismo y de Agricultura en el sexenio de Carlos Salinas.

Los Hank, además, recibieron un contrato por casi 7 mil 300 millones de pesos por la construcción, equipamiento, operación y mantenimiento del Museo Internacional Barroco (MIB), el cual se asignó a la empresa La Peninsular Compañía Constructora, donde tienen participación.

Debido a que el MIB se detonó como un Proyecto de Prestación de Servicios (PPS), el gobierno del estado pagará su costo durante 23 años a una tasa anual de 9.63 por ciento, por lo que este se elevará a 18 mil 337 millones de pesos, según estimaciones de especialistas.

El propietario de grupo Higa, Juan Armando Hinojosa Cantú, construyó una residencia de 7 millones de dólares para Enrique Peña que se conoció mediáticamente como la “casa blanca”. A través de la filial Concretos y Obra Civil del Pacífico participó en la construcción del MIB.

Pedro Aspe Armella, quien fue secretario de Hacienda en el gobierno de Carlos Salinas, amarró para su empresa Evercore un fideicomiso que administra desde noviembre de 2012 los recursos recaudados por el gobierno estatal a través del cobro del Impuesto Sobre la Nómina (ISN). En el convenio firmado por la empresa y el gobierno estatal se señala que la duración del fideicomiso no podrá exceder de 20 años y tiene el carácter de irrevocable.

Juan Diego Gutiérrez Cortina, propietario de Gutsa y constructor favorito del salinismo, junto con sus hijos José Miguel, Juan Diego e Ignacio Gutiérrez Sainz tendrán la concesión del agua potable en la zona metropolitana del estado durante 60 años, como socios mayoritarios de Agua de Puebla para Todos.

 

Fuente: La Jornada de Oriente

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here