El Ejército dejó en libertad a Ovidio Guzmán López, alias el “Ratón”, hijo de Joaquín “Chapo” Guzmán, luego de ser detenido en Culiacán, Sinaloa.

Antes de la liberación del capo, la capital sinaloense se vio inmersa en un ambiente caótico que dejó un número indeterminado de heridos y muertos y la fuga de, al menos, 30 presos del penal de Aguaruto.

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, informó a una agencia de noticias internacional que ante la reacción violenta de los seguidores de Guzmán López, el Ejército suspendió las acciones operativas.

“Con el propósito de salvaguardar el bien superior, la integridad y la tranquilidad de los habitantes de Culiacán, el gabinete de seguridad determinó suspender las acciones operativas con los elementos militares, y trasladarse a Culiacán para conducir las acciones correspondientes”, señaló.

Durazo dijo que desde las 15:30 horas de ayer, varias zonas céntricas de esa ciudad se convirtieron en un campo de batalla luego de que en un patrullaje, integrado por 30 elementos de la Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas, ingresara en el fraccionamiento de Tres Ríos.

Ahí, en una vivienda, los elementos encontraron y retuvieron a Ovidio. En represalia, grupos de la delincuencia organizada rodearon el lugar “con una fuerza mayor” a la de las autoridades y sembraron el pánico en diversos puntos de la ciudad, por lo que el Gobierno federal optó por detener el operativo.

Tras el “infierno” desatado, fuentes de seguridad confirmaron el traslado de elementos federales para las operaciones de apoyo.

Por su parte, José Luis Meza, uno de los abogados de la familia del “Chapo”, declaró que familiares de Guzmán le habían indicado que “Ovidio está vivo y está libre”.

Mientras que Cristóbal Castañeda, secretario de Seguridad Pública estatal, indicó que hubo diversos heridos en Culiacán, aunque no dio cifras y no descartó que también hubiera fallecidos.

El “Ratón” es uno de los hijos más conocidos del “Chapo” Guzmán, el líder del cártel de Sinaloa, quien en julio fue condenado en Estados Unidos a cadena perpetua por narcotráfico.

El Gobierno estadounidense lo busca por distribuir cocaína, metanfetaminas y mariguana desde México de 2008 a 2018 junto a su hermano Joaquín Guzmán López.

Fuente: El Informador

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here