José Mujica, expresidente de Uruguay, visitó esta mañana al exmandatario boliviano Evo Morales, quien se encuentra asilado en México.

Vía Twitter, el líder aymara que se vio obligado a dimitir por petición del Ejército de Bolivia agradeció su solidaridad a Mujica.

Los dos personajes coincidieron como presidentes de sus respectivos países y formaron parte de un grupo de mandatarios de izquierda en Sudamérica.

Mujica, guerrillero de joven, llegó a ser conocido internacionalmente como el presidente más pobre del mundo por la austeridad en su vida y varios de sus discursos contra el consumismo y el capitalismo se hicieron virales en internet.

Tras arribar a México la noche del sábado, el uruguayo asistió ayer domingo como invitado especial a la celebración del primer aniversario del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

‘Me siento amigo de México’

El expresidente uruguayo dijo que más que desearle suerte al presidente Andrés Manuel López Obrador, desea que le vaya bien a México.

Entrevistado en exclusiva por la agencia Notimex la mañana del 1 de diciembre, en un hotel del Centro Histórico de la Ciudad, minutos antes de trasladarse al Zócalo, Mujica destacó la tradición de asilo que tiene México y refrendó sus vínculos con el país y con los mexicanos.

“Yo estoy muy al sur, me siento amigo de México, porque muchísimos de mis compatriotas en años difíciles recargaron en México y tuvieron cama, comida y trabajo y pudieron muchos tener su familia y vivir aquí”, señaló Mujica, al preguntarle por su visión del gobierno de López Obrador.

Aclaró sin embargo que no le corresponde a él tomar partido en los dilemas de la sociedad mexicana.

“Lo que tengo que desearle es buena suerte y ventura, porque tengo que agradecerle al pueblo mexicano en gran medida”, comentó. “Ojalá que México supere los problemas que tiene”.

Mujica recordó la frase de Porfirio Díaz: “Yo sé que hay un precio en aquella vieja afirmación de Porfirio: ‘tan lejos de Dios y tan cerca …de (Estados Unidos)’. Eso le ha traído posibilidades y desgracias y a veces pienso que le ha traído más desgracias que posibilidades”.

El exmandatario consideró que América Latina tiene una gran deuda con su gente, por los contrastes económicos que hay en las sociedades.

“Componemos el continente más injusto, tal vez el más rico en recursos naturales, pero muy injusto. Hay una deuda con nuestros pueblos muy grande. Lo que pasa es que nuestra historia económica arrancó mirando al mundo y no mirándonos entre nosotros”, opinó en la entrevista.

“México tiene una historia secular en materia de recoger gente perseguida, de abrir sus puertas. Lo hizo con la Revolución Española con cantidad de gente. Yo le tengo que agradecer y respetar los gobiernos que estén”, puntualizó.

Fuente: Forbes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here