A diez días de que la Basílica de Guadalupe cierre sus puertas (del 10 al 13 de diciembre) para evitar aglomeraciones por el día de la Virgen de Guadalupe, miles de peregrinos han llegado a las puertas del templo para dar gracias, orar y poder visitar el manto donde está su imagen.

En la misa dominical, se pudo observar que las bancas de la iglesia estaban llenas durante la misa que ofreció el arzobispo Carlos Aguiar Retes, aunque entre cada visitante se mantenía la sana distancia.

Afuera, las filas cada vez son más largas, pues los peregrinos deben pasar por filtros sanitarios donde revisan que traigan el cubrebocas y se les toma la temperatura.

El 24 de noviembre pasado, el gobierno de la Ciudad de México anunció que no sólo se cerrará el templo mariano, sino que el cierre se ampliará a algunas de las calles aledañas al inmueble. También las estaciones del Metro La Villa- Basílica de Línea 6 y Potrero de Línea 3 se mantendrán cerradas del 10 al 14 de diciembre.

Con información de Excélsior.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here