El gobierno federal ha realizado una importación histórica de armamento en este sexenio.

Entre 2013 y 2017 la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) adquirió 11 mil 669 fusiles y pistolas procedentes de Estados Unidos, Israel y Bélgica.

En los primeros cinco años de la administración anterior, cuando se declaró la guerra al crimen organizado, se importaron sólo mil 445 armas de los mismos países, además de Alemania y Sudáfrica, es decir, apenas 12.4% de lo que se ha comprado ahora.

El gasto en armas durante los primeros cinco años del gobierno de Enrique Peña Nieto fue 16.4 millones de dólares y 20.2 millones de euros, contra 2.3 millones de dólares y poco más de 6 millones de euros de la pasada administración.

Sólo en 2017, la Sedena compró 2 mil 11 armas a Israel Weapon Industries, entre pistolas, fusiles y ametralladoras. Fuentes castrenses indicaron que estas armas son utilizadas por sus fuerzas de élite para operaciones de alto impacto.

La actual administración también aceleró la fabricación de los fusiles mexicanos FX-05 para sustituir al pesado G-3 Heckler & Koch alemán y aligerar las operaciones de sus tropas.

Poder de fuego

Algunas de las armas más compradas por México:

M4, EE. UU.
Candencia de tiro: 750-900 disparos por minuto

Alcance efectivo: 500 mts.

M24 SWS, EE. UU.
Uso: para francotiradores

Alcance: 800 metros a 1.5 kilómetros

FN Minimi M1, Bélgica
Cadencia de disparo: 800 tiros por minuto.

Alcance: 1,000 metros

Fuente: Periodico Correo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here