En el último tramo de construcción del llamado Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades y faltantes por 2 mil 502 millones 816 mil 941 pesos.

En la segunda entrega de resultados de la Cuenta Pública 2018, la ASF realizó cinco auditorías de cumplimiento de inversión al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), responsable de la construcción del fallido aeropuerto de Texcoco.

La primera auditoría se hizo a la construcción de la losa de cimentación de lo que sería el Centro Terrestre Intermodal, en el que se detectó un sobreprecio de 87% del monto original de la obra, la cual fue planeada en mil 390 millones 176 mil pesos, es decir, este proyecto —que no se hizo— terminó costando 2 mil 614 millones 309 mil pesos.

Además, la ASF determinó que hay 132 millones 684 mil 760 pesos por aclarar, pues no se contó con estudios previos ni con el proyecto ejecutivo completo, debido a que los trabajos no se realizaron de forma continua. Las empresas responsables de este proyecto fueron: SACYR Construcciones México, SA de CV; SACYR Construcciones SAU y EPCCOR SA de CV.

La segunda auditoría se realizó al proceso de construcción de la Torre de Control del NAIM y se concluyó que falta por aclarar 122 millones 471 mil 416 pesos.

En este proyecto se detectaron pagos indebidos. Por ejemplo, se erogaron casi 60 millones de pesos en el suministro, habilitación y montaje de perfiles estructurales y mástil de la Torre de Control, aún cuando las pruebas de calidad de la soldadura fueron rechazadas.

Tampoco se proporcionó la documentación que acredite el cumplimiento de la especificación y, en su caso, del dictamen técnico que garantice la seguridad estructural de la obra.

La tercera obra auditada fue a la construcción del Edificio Terminal del NAIM y de las observaciones detectadas se concluyó que 107 millones 642 mil 849 pesos estaban pendientes por aclarar.

La cuarta auditoría se aplicó a los servicios de gerencia; se revisaron 104 conceptos de este rubro por un monto ejercido de mil 821 millones 485 mil 900 pesos.

De este total, falta por aclarar el destino de mil 598 millones 676 mil 968 pesos y entre las irregularidades destaca que no se realizaron los programas, planes, asesorías, monitoreo y seguimiento de los trabajos.

Fuente: Heraldo de México

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here