Los papás, en medio de todas sus ocupaciones, deben dedicar más tiempo a la familia, es decir, al esposo, la esposa y los hijos.

Los papás, en medio de todas sus ocupaciones, deben dedicar más tiempo a la familia, es decir, al esposo, la esposa y los hijos, porque es la clave para construir un mejor tejido social, señaló el arzobispo auxiliar de Puebla, Felipe Pozos Lorenzini.

Tras la conmemoración del Día de la Familia, en entrevista, dijo que las alegrías más grandes se tienen en la familia, cuando hay problemas el apoyo viene de ahí, porque siempre hay disposición a salir al encuentro del ser querido.

“Vivir en familia no es siempre fácil, muchas veces es doloroso y desgastante, pero prefiero una familia cansada, lo dice el Papa, que intenta todos los días conjugar el amor, a una sociedad enferma por el encierro y la comodidad del miedo a amar”, señaló.

Felipe Pozos subrayó que no hay familias perfectas, al mismo tiempo de sugerir cinco puntos que se deben contemplar en dicho núcleo social, ya que no hay familias de primera, ni de segunda, ni de tercera.

“Cinco cosas para la familia que son frases del Santo Padre, las tres primeras las dijo hace dos años. La primera, es que en una familia no debe faltar la palabra gracias”, aseveró.

Indicó que la segunda palabra es pedir permiso o ponernos de acuerdo. Es hermoso cuando en una familia se ponen de acuerdo; la tercera es pedir perdón. Es normal que se enojen o tengan molestias, lo importante es que nadie se vaya a dormir sin pedir perdón.

Pozos Lorenzini mencionó que la cuarta y quinta las dijo el Papa Francisco en su visita a México, como es la “escuchoterapia”, empezando por cada miembro de la familia, con tiempo de paciencia y amor.

Agregó que la quinta es la “cariñoterapia”, mostrar el cariño amor y ternura, cada quien puede hacer algo por ayudar, empezando por la familia y ayudándose entre ellas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here