El Partido Revolucionario Institucional (PRI) manifestó este martes que “no es ni será tapadera de nadie” luego de que Emilio Lozoya, extitular de Pemex, señalara en una denuncia de hechos que hubo una serie de sobornos de más de 100 millones de pesos que sirvieron para financiar la campaña presidencial de 2012.

En su denuncia, Lozoya Austin aseguró que dichos sobornos provinieron de Odebrecht y que fueron utilizados para la campaña electoral de 2012 a la presidencia de la República.

Señalo directamente “a quien fue presidente y su secretario de Hacienda” como las personas que le ordenaron que el dinero fuera entregado.

Foto: PRI Oficial

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here