El presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió rifar, como con el avión presidencial, Playa Espíritu, ubicada en Sinaloa y adquirida por el gobierno federal durante el sexenio de Felipe Calderón, por ser un despilfarro de ese gobierno panista.

Durante la conferencia matutina de este martes 22 de septiembre, el jefe del ejecutivo federal señaló que la zona recibió inversiones millonarias para ser desarrollada como un sitio turístico; sin embargo, la mala planeación, infraestructura, ubicación y disposición del ex mandatario del Partido Acción Nacional (PAN) demostraron que no es viable.

Tras hacer una breve aclaración sobre quién realizó la compra, López Obrador reafirmó que el costo del terreno fue de USD 100 millones y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aprobó la adquisición.

También refirió que su administración ha querido vender el terreno, meta que no se ha cumplido por lo poco atractivo que es.

“Desde que se compró no se ha hecho nada y, claro, no hay quien quiera comprarlo porque se compró a un precio elevadísimo”, dijo durante la mañanera.

La adquisición de ese terreno corrió en 2008 por parte del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), cuando estaba dirigida por Miguel Gómez-Mont, hermano del entonces titular de la Secretaría de Gobernación, Fernando Gómez-Mont. Cabe recordar que en junio del 2010 Miguel fue cesado de su puesto por la Secretaría de Turismo (Sectur) y, en cuanto a su desempeño en el sector privado, de acuerdo con una nota de El Economista, se desenvolvía “en empresas y organismos relacionados con el sector inmobiliario y de vivienda”.

En la conferencia de prensa, celebrada en Palacio Nacional de la Ciudad de México, AMLO explicó que en el terreno se construyeron 5,500 viviendas, una plaza y un malecón. También explicó que la ubicación no es la mejor para impulsar el sector turístico en Sinaloa, pues está en otra dirección a los desarrollos similares de la entidad.

“Esto está en los límites de Nayarit con Sinaloa, entonces está muy distante del aeropuerto de Mazatlán, debió hacerse esta inversión del aeropuerto de Mazatlán hacia Mazatlán, o sea, hacia el norte, para ampliar el desarrollo de Mazatlán, no donde compraron el terreno, que no hay infraestructura”, explicó el mandatario nacional.

Por eso contrastó los escenarios, de ser un terreno que no es productivo en comparación a la recuperación de recursos como con el avión José María Morelos y Pavón.

“Entonces, si no lo vendemos, porque ni modo que le metamos más dinero o que nos metamos nosotros a invertir en esto. El propósito era venderlo para dedicar recursos a la presa de Santa María que está ahí en Sinaloa que se requiere esa presa para riego y para que haya agua, pero si no se puede, estábamos pensando que como nos fue tan bien en lo de la rifa del avión, rifarlo, porque son cinco mil lotes, serían cinco mil premios y tendría su lote”, abundó y aseguró que la planeación ya está lista.

De acuerdo con el gobierno federal, el “Gran Sorteo Especial no. 235 equivalente al valor del avión presidencial” de la Lotería Nacional (Lotenal), mejor conocido como la rifa del avión, fue un éxito en cuanto a la recaudación de recursos, mismos que serán dirigidos a la Secretaría e Salud (SSa) a través de la Secretaría de Hacienda, presidida por Arturo Herrera.

El magno evento tuvo lugar el pasado 15 de septiembre en punto de las 16:00 horas dentro de las instalaciones de la Lotenal en la Ciudad de México, donde se dieron a conocer los 100 boletos o “cachitos” ganadores de 20 millones de pesos cada uno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here