La capital española, Madrid, cerrará perimetralmente la región durante diez días, del viernes 4 al lunes 14 de diciembre, lo que incluye el puente festivo de la Constitución en el primer fin de semana del mes, con el fin de evitar la expansión del coronavirus.

Esta medida, más restrictiva que otros cierres perimetrales que solo duraron cuatro días, como durante la festividad de Todos los Santos, se toma con el objetivo de llegar a la Navidad en las mejores condiciones posibles, según anunció este viernes el viceconsejero de Salud pública del Gobierno regional, Antonio Zapatero.

“Queremos llegar de la mejor manera posible a las navidades”, manifestó EL VICECONSEJERO DE SALUD PÚBLICA, ANTONIO ZAPATERO.

El gobierno madrileño sigue manteniendo además el toque de queda y el cierre de la hostelería de la medianoche hasta las 06:00 horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here