El covid-19 y huracanes dejan severos daños para América latina

Sin duda alguna, 2020 ha sido, uno de los años más difíciles de la historia para Centroamérica, primero se produjo un confinamiento mundial por un peligroso covid-19, luego la aparición de una serie de huracanes, todas esas calamidades han dejado mortales secuelas.

Países como Honduras, Nicaragua y Guatemala han sido de los más afectados por los ciclones.

Tempestades naturales  

En las últimas semanas, América Central fue azotada sin piedad por el huracán Eta.

Fuertes lluvias torrenciales, con agresivos vientos, inundaciones y deslizamientos de tierra entre muchas otras cosas sucedieron en varios países.

Miles de casas quedaron bajo el agua, cultivos destruidos, escuelas y hospitales dañados, más de 35 víctimas mortales y miles de damnificados dejó a su paso, el huracán.

Luego de que Eta desapareciera, los habitantes de esas naciones creían que ya la amenaza se había ido, pero no se imaginaban lo que se venía en camino.

Un poderoso nuevo huracán de nombre Iota, rápidamente tomó fuerza y en cuestión de días se volvió categoría 5, la máxima a la que puede llegar un ciclón.

Iota llegó a afectar países, que ya estaban a nada de la quiebra económica.

Aunque su recorrido por los países centroamericanos fue fugaz, Iota igual causó daños que hundieron aun más a las víctimas de Eta.

Tres millones de personas han sido afectadas por Eta e Iota, según registros.

La pandemia  

La enfermedad respiratoria, ya había causados estragos antes de los huracanes, el virus ya tenía al mundo de rodillas.

La covid-19 apareció a finales del 2019, en China.

Rápidamente se expandió a otros países, ya en marzo y debido a la tasa de contagios, se decretó un confinamiento a nivel mundial.

Pero aún con la cuarentena, hasta el momento se han reportado más de un millón de personas fallecidas por coronavirus.

Millones de perdidas

Además se reportan perdidas de millones de dólares en todo el mundo, a causa del desempleo masivo que fue secuela del encierro.

Los contagios se han disparado por motivo que las victimas de Iota y Eta, han sido alojadas en pequeños albergues, donde en muchos de ellos, hay más de 1000 personas, lo que aumenta la posibilidades de infección.

«El riesgo de propagación del covid-19 solo aumentará a medida que más busquen refugio en albergues, ya abarrotados con más de 17.500 guatemaltecos por la última tormenta», dijo Miriam Aguilar, representante de la organización de ayuda humanitaria Mercy Corps, la semana pasada.

Leer más

Fuente / Escena | Honduras

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here