Durante visita al muro, Trump señaló que los migrantes son “escaladores profesionales”

0
93

El presidente visita los prototipos de la valla fronteriza, ataca al gobernador de California y dice que el estado “está fuera de control”.

El presidente Donald Trump llevaba apenas una hora en California cuando atacó al gobernador del Estado, criticó las políticas de defensa de los inmigrantes, dijo que California está “fuera de control” y defendió su proyecto de muro diciendo que los inmigrantes son “escaladores profesionales”. Eso fue lo que dieron de sí apenas un par de minutos en los que Trump habló con la prensa en San Diego, junto a los prototipos que su Gobierno ha encargado para una hipotética valla fronteriza. El viaje de 24 horas al estado más enfrentado con sus políticas acababa de comenzar.

Donald Trump viaja a California para hacerse una foto con su muro
El Air Force One aterrizó en la base militar de Miramar, en San Diego, a las 11:30 de la mañana locales. Apenas minutos antes, el secretario de Estado, Rex Tillerson, había hablado a los medios sobre su despido. El presidente fue directamente al helicóptero Marine One para volar hacia el puerto de entrada de Otay, unos kilómetros hacia el Este, donde han sido construidos los ocho prototipos de muro fronterizo. Los prototipos fueron construidos allí en octubre, frente a Tijuana, porque es terreno federal y no había problemas legales.

Desde el otro lado de la valla, en Tijuana, no se podía ver al presidente porque habían sido colocados grandes camiones por seguridad que cubrían la vista. El presidente recibió una explicación de los ocho prototipos y luego habló un momento para decir: “Cuanto más grande, mejor, porque así es más difícil pasar por encima. ¿Quién lo habría pensado? Pasar por encima es fácil, esta gente son escaladores profesionales. Algunos de estos muros los pueden escalar, esos son los que no vamos a usar”.

Trump luego dijo que “cuando lo pongamos de verdad vamos a parar el 99% (de los intentos de cruzar), puede que más”. El jefe de la patrulla fronteriza dijo entonces una frase que capturó la atención de Trump. Explicó que cuando pusieron el actual muro en San Diego “se restableció la ley y el orden”. “Lo acabáis de oír, así es la vida, increíble”, dijo el presidente. Los expertos en seguridad fronteriza, incluidos cargos de la policía de fronteras, vienen repitiendo desde hace un año que los muros solo son útiles en las zonas urbanas, y ahí ya está construido desde hace dos décadas.

Preguntado por las críticas de los líderes de California, Trump cargó entonces contra el gobernador del Estado, Jerry Brown, de quien dijo que “lo está haciendo muy mal”. Pintó una imagen del estado “inundado de drogas” y con “los impuestos más altos del país”. Trump dijo que California “está completamente fuera de control”. “Tienes ciudades santuario donde viven los criminales”, añadió. Este es el principal punto de enfrentamiento entre el Gobierno Trump y el estado de California, que el año pasado se declaró estado santuario, en el que las fuerzas del orden no colaboran con la policía federal de inmigración para la detención de indocumentados.

Esta política es común en casi todas las grandes ciudades de Estados Unidos, pero California le ha dado un tono de desafío que ha convertido al estado y sus ciudades en objeto de las críticas más duras del presidente y de su fiscal general. La semana pasada, Sessions denunció en nombre de Estados Unidos tres leyes de California que protegen a los indocumentados, por considerarlas inconstitucionales.

Fuente: El País

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here