La indignación por la sentencia del procés se concentra en el aeropuerto de El Prat de Barcelona, que tiene sus accesos colapsados. Miles de personas se concentran frente a las puertas de la Terminal 1. Otras tantas se dirigen hacia allí a pie, lo que ha provocado también cortes en las entradas por carretera. La movilización ha obligado a cancelar por el momento una veintena de vuelos, según ha informado Aena. Los accesos desde el metro han estado interrumpidos algunas horas y a media tarde, la tensión se centra en el exterior de la terminal, donde los Mossos d’Esquadra han cargado ante la “fuerte presión” de los concentrados y para evitar que “accediesen violentamente” al interior del aeropuerto. En la actuación han disparado proyectiles de viscoelástica. A través de las redes sociales, la policía catalana ha recordado que este tipo de acciones son un delito grave.

La protesta ha sido convocada por Tsunami Democràtic, el movimiento anónimo —respaldado por el Govern— que organiza las movilizaciones contra la sentencia y que ha convertido El Prat-Josep Tarradellas en el principal foco de las protestas tras conocerse la sentencia del procés, con penas de entre 9 y 13 años para los líderes independentistas. En los últimos meses, el independentismo se ha referido reiteradamente a las protestas en Hong Kong, donde miles de personas han tratado de colapsar también las instalaciones aeroportuarias. La acción de Tsunami Democràtic afecta los accesos de la infraestructura. Entre 7.000 y 8.000 personas se encuentran repartidas por las zonas, según fuentes policiales que ven con preocupación la situación. Una veintena de vuelos han sido cancelados, según ha informado Aena.

Los Mossos han llevado a cabo cargas para contener a personas que han intentado sobrepasar la línea policial. El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha atendido a lo largo del día a 13 personas, 10 de ellas en la Terminal 1 del aeropuerto de El Prat. Los manifestantes se encuentran divididos por distintos puntos, con el foco en la Terminal 1. Los primeros han llegado en metro, que ha acabado siendo cortado por la policía. Cerca de 200 personas están retenidas en los andenes. La mayor parte de los manifestantes se encuentran en la zona del aparcamiento que da acceso a la terminal y también en la plaza donde habitualmente estacionan los taxistas. Además, decenas de personas marchan caminando desde Barcelona, después de que no hayan logrado llegar en transporte público, que se ha ido cortando de manera intermitente.

Vuelos afectados

Aena informa a los pasajeros para que comprueben si hay “afectaciones” en sus vuelos. La saturación de las carreteras, con los principales accesos de la C-32 y la C-31 a la altura de El Prat y de Cornellà cortados provoca que algunos pasajeros terminen los últimos tramos a pie hasta llegar al aeropuerto, aseguran fuentes policiales. Ese colapso también afecta a las tripulaciones de los aviones. Un pequeño grupo ha cortado también el acceso a Enaire, donde se controla el tráfico aéreo en Gavà, pero el relevo de trabajadores se ha podido llevar a cabo sin problemas. Fuentes de Vueling, la aerolínea que opera más vuelos en El Prat, han explicado que no se están produciendo retrasos o cancelaciones por la protesta, pero advierten de que puede haber pasajeros que no lleguen a tiempo de tomar su avión.

Tsunami Democràtic, el colectivo que organiza las protestas contra la sentencia del Tribunal Supremo, ha compartido en su canal de Telegram 128 billetes de avión falsos para que sus seguidores los utilizaran para acceder al aeropuerto de El Prat. Los billetes eran réplicas de vuelos de Vueling y Finnair. Los billetes han servido en un primer momento para que algunos manifestantes entrasen en la zona pública de las terminales. En previsión de posibles altercados, la policía solo autorizaba desde primera hora de la mañana el acceso a la infraestructura a personas que mostraran una tarjeta de embarque. El engaño ha sido rápidamente detectado, según un portavoz de El Prat. El servicio de prensa del aeropuerto asegura que ninguno de los manifestantes ha podido acceder con estos billetes clonados a las zonas restringidas de embarque: “Los controles de seguridad detectan que los códigos de estas tarjetas de embarque son falsos y, además, los documentos de identidad no coinciden con los nombres que aparecen impresos”.

Sin AVE en Girona

El servicio de tren de alta velocidad (AVE) se ha interrumpido en Girona a las dos de la tarde, después de que un centenar de manifestantes haya accedido a las vías fuera de la estación, que se encuentra protegida por un fuerte dispositivo policial. También desde media tarde han cortado la AP7 en la salida sur en ambos sentidos de la marcha y han convocado una concentración en la plaza del 1 de Octubre. En cuanto se ha tenido conocimiento de la sentencia del tribunal Supremo, los estudiantes de las diversas facultades de Girona han sido los primeros en salir a la calle a protestar. Se les han sumado los trabajadores de la Generalitat, un centenar, que han salido del edificio y han cortado la calle. Unas 8000 personas en total se han concentrado ante el ayuntamiento de Girona y la alcaldesa ha leído un comunicado conjunto de Jxcat, ERC y Guanyem en el que ha calificado la sentencia de “infundada, injusta y cruel”. Para Marta Madrenas con la sentencia se ha hecho efectivo el.”a por ellos judicial que sufrimos.desde hace dos años”.  Los manifestantes han acudido a la plaza de la estación de la Renfe donde permnecen cantando consigmas en contra del Estado y de las “fuezas de ocupación”. En Girona, como en Celrà han cortado las vías del tren convencional. Otros manifestantes han salido a cortar carreteras en Verges, la Bisbal d’Empordà, Sta Coloma de Farners, Anglés y Platja d,Aro entre otras poblaciones.

Los Comités de Defensa de la República (CDR) han hecho un llamamiento a la “desobediencia” en las redes sociales. “Es la hora de la revuelta popular”. “Vuestra sentencia será vuestra condena. Es la hora de alzarnos contra el fascismo autoritario del Estado español y sus cómplices”, han proclamado desde su cuenta oficial en Twitter. La primera convocatoria de protestas desde la publicación de la sentencia ha sido una concentración ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en Barcelona, bajo el lema “Señalemos a los represores, señalemos la (in)justicia”.

Fuente: El País

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here