Brasil pone al ejército al mando de la seguridad en Río de Janeiro

0
86

El presidente brasileño, Michel Temer, firmó este viernes un decreto que pone al ejército a cargo de la seguridad de Río de Janeiro, una medida extraordinaria con la que busca restaurar el orden en la segunda ciudad más grande del país y, en general, en el estado de Río en medio de una epidemia de violencia.

Es la primera vez que un líder de Brasil ordena una intervención militar en un estado desde que la nación sudamericana regresó a la democracia en los años ochenta.

La decisión fue anunciada dos días después del cierre del Carnaval de Río que estuvo empañado por hurtos masivos, saqueos de tiendas y enfrentamientos entre la policía y pandillas.

El decreto le da amplia autoridad al ejército para “restaurar el orden”, en palabras de Temer. Las fuerzas policiales civil y militar, afectadas por falta de personal y de equipo, quedan al mando del general Walter Souza Braga Netto, quien comanda las operaciones militares en el este del país.

“El crimen organizado casi ha tomado control del estado de Río de Janeiro. Es una metástasis que se esparce por el país”, dijo Temer en la ceremonia de firma del decreto, en Brasilia. “Juntas, la policía y las fuerzas armadas combatirán y confrontarán a aquellos que tienen secuestradas a nuestras ciudades”, añadió.

“Las celdas ya no serán las oficinas personales de los ladrones. Las plazas públicas ya no serán las salas del crimen organizado”.

Los expertos pusieron en duda la motivación de la decisión y el que esta fuera tomada ahora. Temer, quien asumió el mando tras la destitución de Dilma Rousseff, en 2016, ha estado sopesando si se postula para las elecciones de octubre pese a que su tasa de aprobación es menor al diez por ciento.

El decreto también retrasa una votación sobre una reforma sobre pensiones poco popular que parecía cada vez más destinada al fracaso, ya que la Constitución establece que los legisladores no pueden hacer cambios legales abarcadores cuando hay una intervención militar activa vía decreto.

“A nivel político, puede que Temer esté matando a dos pájaros de un tiro”, dijo Christopher Harig, experto en relaciones cívico-militares en Brasil e integrante del Instituto Brasil en King’s College London. “Crea, al mismo tiempo, una excusa para no haber podido aprobar la reforma de seguridad social”.

Los líderes militares de Brasil han expresado su preocupación con que el gobierno federal recurra cada vez más a las fuerzas armadas para lidiar con episodios de violencia en todo el país.

 

Fuente: CNNEspañol

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here