Al menos 15 personas muertas, 30 heridas y cientos de damnificadas dejaron en Bolivia los aludes de tierra e inundaciones registrados el fin de semana en el municipio de Caranavi, en el norte del departamento de La Paz, informó hoy el comandante de la Policía, Rómulo Delgado.

El jefe de la Policía informó que en el área están trabajando diferentes unidades de la Policía, con refuerzo de efectivos de Oruro y Cochabamba para el rescate de víctimas por los deslizamientos.

Delgado criticó además que haya “personas imprudentes” que tratan de pasar bordeando el río o por encima de los cerros del lugar del derrumbe, “poniendo en riesgo sus vidas y la de los rescatistas”.

La Agencia Boliviana de Información (ABI) informó que la Defensoría del Pueblo lanzó este día una campaña de solidaridad a favor de familias damnificadas por deslizamientos e inundaciones en el municipio de Caranavi.

“Apelamos a la solidaridad de la población, de instituciones públicas y privadas, empresas de alimentos, embotelladoras y organizaciones sociales a sumarse a esta campaña y brindar su apoyo”, dijo la defensora del Pueblo interina, Nadia Cruz.

Cruz precisó que se requiere agua, ropa, colchones y otros enseres que serán recolectados hasta el domingo 10 de febrero en las oficinas de la Defensoría del Pueblo, en la zona San Pedro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here