Varias decenas de miles personas, incluyendo numerosos ferroviarios, protestaron este jueves en más de 130 movilizaciones en toda Francia contra el presidente, Emmanuel Macron.

Algunos enfrentamientos entre los participantes de la marcha y la policía, que respondió con gases lacrimógenos cuando algunos manifestantes les lanzaron proyectiles.

“Macron, presidente de los ricos” o “Macron, arrogante” eran algunos de los lemas que podían leerse en las pancartas o que coreaban los manifestantes de Montpellier (sur), donde un millar de personas salió a la calle, según la policía.

En la manifestación de París, convocada -como el resto- por los sindicatos CGT y Solidaires, participaron 15 mil 300 personas, según un recuento del gabinete Occurrence, 11 mil 500 según la prefectura de la policía y 50 mil, según la CGT.

En la capital, el secretario general de la CGT, Philippe Martinez, pidió al gobierno que “deje de tomarnos por imbéciles y nos diga qué quiere”. Hacia las 14H00 GMT estallaron algunos enfrentamientos entre los participantes de la marcha y la policía, que respondió con gases lacrimógenos cuando algunos manifestantes les lanzaron proyectiles. Un grupo de encapuchados vandalizaron la fachada de un hotel y varios escaparates y mobiliario urbano.

La protesta se extendió a otras ciudades como Marsella (sureste), donde Occurrence contó 5.700 manifestantes. En Lyon (este), la policía contabilizó 4 mil 400 manifestantes, y en Rennes (oeste), 4 mil 500.

Por su parte, 22,7% de los trabajadores de la compañía de ferrocarriles francesa SNCF -incluyendo a 66.4% de los maquinistas- hicieron huelga el jueves contra la reforma de su sector, que pone fin a la garantía del empleo para los nuevos contratados.

Una treintena de ferroviarios bloquearon el tráfico en la estación de Lille (norte) por la mañana.

 

Fuente: Milenio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here