A 10 años de la apertura de Aish Center México, en Bosques de las Lomas, el 23 de septiembre se inauguró la sucursal de esta organización en el Park Center de Interlomas, con la asistencia de rabinos de otras comunidades, miembros de Aish y muchos otros invitados.

Para comenzar, el rabino Abraham Tobal y el Sr. Jacobo Cababie colocaron la Mezuzá (jamba de la puerta). Luego se descubrieron las placas. Una es Leyluy Nishamt (en memoria de) los señores Natan Aron Stern Z”L, Noaj Rabinovitz Z”L y Jacobo y Estrella Cababie Z”L. Otra placa está a nombre de todos los colaboradores desde el inicio De Aish Center México.

Una vez en al salón principal, Zion Zeitoune, presidente de Aish Center, ofreció un discurso en el que dijo sentirse muy contento de estar ahí. “Para nosotros, el estar aquí representa cumplir una meta y un sueño: la de llevar a Aish México al siguiente nivel para seguir luchando contra la asimilación.”

Explicó que Aish Interlomas, dirigido por Marcelo Ergas y con Jaim Laizorek como rabino principal, estará enfocado sobre todo a los jóvenes de la Comunidad judía de México, “con la misión de acercarlos a sus raíces y los valores del judaísmo, de una forma amigable, sana, al ritmo de cada quien, en una práctica y relevante con rabinos jóvenes que les hablen en su idioma, entendiendo
su forma de pensar y de ver el mundo.”

Recordó que, en estos diez años, Aish “ha impactado a toda la comunidad judía de México, desde los más observantes, con el proyecto “Majon le Kirub”, excelentemente dirigido por el rabino Beto Ergas, adonde rabinos y abrejim (aquellas personas que se dedican a estudiar todo el día) se han preparado para acercar a nuestros hermanos al estilo Aish. Hasta hoy se han preparado cientos de personas que ahora son embajadores de Aish México, creando diferentes proyectos a favor de la comunidad judía.”

También exaltó el proyecto “Viajes”, liderado por Susy Kershenovich y Sarita Romano, que ha llevado a decenas de mujeres a viajar a Israel para reencontrarse con el judaísmo y llevarlo de vuelta a casa, “multiplicando así lo aprendido y vivido”, así como los shabatones y las conferencias ofrecidas por expertos de reconocimiento mundial. No olvidó mencionar “las ya muy famosas conferencias de nuestro rabino Arturo Kanner.”

“Tanto Aish Bosques como Aish Interlomas se proponen alcanzar para este año un muy variado y novedoso programa de actividades, cursos, viajes, eventos y experiencias dirigidas por un diverso equipo de rabinos y oradores tanto de Aish como invitados nacionales e internacionales.”

El directivo dedicó también un extenso mensaje de agradecimiento al rabino Arturo Kanner. “No tengo palabras suficientes para agradecerle al rabino Arturo Kanner todo su tiempo, dedicación, esfuerzo y sobre todo el cariño que ha puesto para tener a Aish tan alto hoy en día.”

El aludido religioso dirigió también un mensaje en el que habló de las virtudes del centro, como “la increíble gama de rabinos y directivos que trabajan con pasión, creatividad y esfuerzo. Que hacen este lugar tan maravilloso.” Entre ellos está Jaim Leizorek, “quien va a tomar este lugar a su cargo. Hace seis años llegó como jazán a Aish. Le vimos el potencial, pero dijimos que primero se tenía que casar. Se casó con la hija de uno de nuestros rabinos. Es una persona con pasión, humilde y carisma. Mi brajá más grande es que se trabaje con mucho ahínco.”

Fue así que el rabino Leizorek tomó la palabra para decir que “hay momentos que definen la historia. Hay gente que define la historia. Hay instituciones que marcan este parteaguas. El antes y después de este momento son irreconocibles por la gente y las instituciones. El mundo fue cambiado por un solo ser humano. Era politeísta y estaba en caos. Una sola persona, el patriarca Abraham logra el cambio hacia un mundo monoteísta, un mundo de sentido, un mundo de amor, un mundo en el que todo tiene
sentido.”

Dijo que Aish Ha Tora, dirigido por el rabino Nóaj Weinberg Z”L., “cambió la forma de conectarse con D-os. Se pueden transmitir los mensajes de antaño por medio de cariño, amor, pasión, profundidad y lo más importante, de una forma clara y relevante.”

El rabino Steven Burg, CEO de Aish Ha Tora Internacional, dijo que “este lugar fue construido con mucho corazón. Viajo mucho, voy alrededor del mundo, pero cada vez que vengo a México, me reúno con el patronato, de lo único que hablamos es ¿qué podemos hacer más? Hablamos de los integrantes de la comunidad judía que no están relacionados con sus raíces ni su
comunidad ¿Qué podemos hacer para llegar a ellos? Somos nosotros lo que tenemos que luchar por llegar a más miembros de la comunidad.”

El último en dirigir un discurso fue el próximo presidente de Aish Center México, el Dr. Sergio Kershenovich, quien dijo que “en Aish tenemos personas religiosas, seculares de izquierda o derecha. No importa, somos una familia y tenemos una misión muy importante en este mundo. Simplemente D-os nos dio la oportunidad de hacer Tikún Olam (repara el mundo). Nuestra alma está dando de nosotros. Tiene la posibilidad de cambiar al mundo para bien a través de sus acciones.”

Fuente: Enlace Judío

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here