El Rey de las Bicis cimienta su modo de vida sobre las ruedas

0
217

Eder Gómez era el más impaciente de su grupo de amigos, era él quien proponía cambiar de juego y quien más se enojaba si perdía en el bote pateado, acompañado de su bicicleta llegaba a las calles de la colonia Lindavista a jugar con un montón de niños hasta que la diversión se hubiera acabado, a poco más de 20 años, sigue jugando y aún se acompaña siempre de una bici.

Con 34 años de edad, Gómez es un empresario consolidado, solo que sus oficinas son un taller de reparación de bicicletas amplio y bien iluminado en el corazón de esa colonia; él, fue de los pioneros en la Ciudad de México en comercializar bicicletas customizadas personalizadas, con ello, de las 10 mil que ha vendido desde hace siete años, siete mil son piezas únicas y se diseñan con base al gusto de sus clientes.

El propietario de la firma Tropikal Bikes explicó a Notimex que fue en 2010 cuando el mercado de las bicicletas vio sus mejores momentos, por lo que decidió sumarse al movimiento con el plus de que las que él vendía serían diseñadas con base en los gustos de cada persona y con una mejor calidad de las que en aquel tiempo salían al mercado.

Para Eder, el mundo corporativo le oprimía el corazón, “porque el mundo corporativo se come al mundo humano”, por lo que de un día para otro dejó ese trabajo para ir a buscar sus sueños, tras un periodo de dos años en los que perdió amigos y dinero vió en su antigua bicicleta un negocio, la desbarató, conoció sus entrañas y estudió lo que hoy es su modo de vida.

“Nadie creía en mi, solo yo creía en mi, yo voy a ser el rey de las Bicicletas”, sonrió al recordar sus inicios, cuando comenzó su negocio sin un peso en la bolsa y el cual cimentó a base de ventas por Internet.

Así, sin dinero y con mucha creatividad en un principio solo contaba con un modelo de cada bicicleta, las cuales pintaba y rediseñaba de diversas maneras para así subir las fotografías a sus redes sociales con lo que generó una red de consumo virtual, en donde el cliente pagaba el vehículo y hasta ese momento, él comenzaba a diseñarlo.

En su opinión, hizo crecer su negocio de manera virtual, “a raíz de dinero fantasma, pero de cumplir mi palabra, mi negocio no está basado en una inversión económica sino de una moral de dar mi palabra y cumplirla, empecé mi negocio en bancarrota”, recordó.

A siete años, sus bicicletas ruedan por algunos países de Centroamérica y diversos Estados de la República y aún cuando en un principio creció su red de distribución a las principales ciudades del país, hoy ya no le es redituable debido a que los insumos y costos de fabricación han subido, por lo que con la finalidad de mantener el valor de las bicis redujo sus flujos de distribución.

Refirió que para mantener los precios de las bicis, que oscilan entre los tres mil y cuatro mil 500 pesos, comenzó a maquilar la mayor parte de las piezas, el valor agregado es que cada cliente diseña su vehículo a su antojo, aunado a que conoce tan bien la calidad de las mismas que ofrece garantía de por vida.

Luego de ser uno de los mayores vendedores por Internet y tras la presión social, puso una boutique en la colonia Lindavista para poco después y de nueva cuenta, acabar en bancarrota.

El mercado de ese barrio era solo de repartidores, no de amantes de la vida sobre ruedas, por lo que su tienda boutique fracasó a los cuatro meses de abrir sus puertas; sin embargo, pasó a ser un taller que en la actualidad ve el nacimiento de las variopintas bicicletas y los nuevos proyectos que salen de la cabeza de Gómez.

Con la misma curiosidad de un niño que no se puede estar quieto y ante su reciente estreno como papá vio la necesidad de generar mayores ingresos; ello, sin perder el eje fundamental de su negocio, las bicis, por lo que nació Puerto Tameme, un sistema de entrega de productos oaxaqueños en donde trabaja con al menos 10 productores de ese Estado.

De lo que se trata, dijo, es de acercar alimentos y productos artesanales frescos a los chilangos traídos directamente desde aquel Estado, a poco menos de un mes, ya cuenta con tres rutas de entrega y ventas agotadas.

Lo que para otros es una empresa de entrega de comida, para él es un negocio de logística, en el que cada entrega está planificada y que además deriva en beneficios para los productores con quienes trabaja; además, en el taller, donde laboran otros tres jóvenes, en su mayoría de poco más de 20 años en diferentes actividades, también se desarrollan las rutas de la rodada Buena Vibra.

Hace poco más de un año, Eder vio que a las personas les gusta rodar, sin embargo notó cierto elitismo en algunos grupos de bikers, por lo que buscó reunir a los amantes de las bicis sin importar el vehículo o la edad y donde solo el amor por recorrer la vida en dos ruedas fuera el común denominador.

Así, cada jueves el multicolor grupo que ya suma a al menos 100 personas, se reúne cada noche en la Torre del Caballito para de ahí salir a buscar nuevos espacios, cada semana uno de los miembros de esta comunidad propone un recorrido que tenga como finalidad recorrer los rincones escondidos de la Ciudad de México.

Los recorridos, dijo, no solo sirven para hacer amigos y encontrar personas con gustos en común, sino que ha servido de plataforma para que las personas que pertenecen a este grupo inetrcambien productos y servicios, aunado a que con el tiempo, todos ya se consideran como una familia .

A la par de todas estas actividades, Eder tiene la misma impaciencia de crecer que cuando jugaba en las calles de la colonia Lindavista, en los ojos tiene la misma mirada ocurrente de un infante y aún cuando refiere haber estado en bacarrota muchas veces, su gusto por la vida y la manera en la que desarrolla nuevos negocios así como un montón de voluntad es lo que lo han mantenido en el gusto de quienes adquieren sus bicicletas.

“A mi no me interesa ser una marca gigante que vende en volumen y en masa porque se pierde la identidad del consumidor”, agregó, al señalar que Tropikal Bikes ha sido su escuela más grande y en donde conoció lo mejor y lo peor tanto de sí mismo, como de las personas, en la actualidad, “El Rey de las Bicis”, ya no va a parar, dice, “en mi cabeza siempre estoy pensando en nuevos negocios”.

Fuente: Notimex

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here