En Minatitlán, de 202 cámaras de seguridad instaladas en el municipio solo funcionan 19. Apenas 9 por ciento. Frente a un hecho criminal de alto impacto como el homicidio de 13 personas el viernes pasado, la ciudad estuvo ciega.

Todavía hoy, las autoridades investigan a ciegas. No hay imágenes para esclarecer el crimen, ni las hubo para reaccionar al momento de la ejecución múltiple y se ha tenido que echar mano de cámaras privadas de casas, tiendas y hasta escuelas.

“Todas las cámaras municipales están en el C4, que está a cargo del gobierno del estado. Nosotros no las manejamos, no tenemos ninguna. Nada. Eso está totalmente manejado allá”, explicó el alcalde de Minatitlán, Nicolás Reyes.

Según el funcionario, 30 cámaras están a cargo del municipio pero solo para darles mantenimiento.

Las 172 restantes son del gobierno estatal y solo funcionan, 10 porque están en litigio con la empresa Comtelsat, encargada de la instalación y el funcionamiento. Así que una ciudad petrolera de alrededor de 157 mil habitantes es vigilada solo por 19 cámaras.

“La verdad es algo (la masacre) que nosotros ni por dónde creímos que un Viernes Santo fuera a pasar eso ya en la noche. La verdad nos sorprendió de sobre manera y hemos hecho todo lo posible porque este municipio no sea que se signifique por situaciones muy marcadas en cuanto a la delincuencia… No podíamos prever eso. Nunca había pasado ni en Minatitlán ni en Veracruz”, agregó.

Para intentar remediarlo, las autoridades municipales buscan aprobar un presupuesto de al menos millón y medio de pesos para echar a andar las 30 cámaras que están a su cargo. Iniciativa que ocurre casi un año después de haber tomado las riendas de la administración de Minatitlán.

El alcalde informó que se tiene ya pactada una estrategia de seguridad con la Federación, que consiste en patrullajes mañana, tarde y noche a cargo del Ejército, el cual será ampliado en los próximos días.

La tarde de ayer, familiares de víctimas, habitantes del municipio de Minatitlán y empresarios se reunieron para manifestarse contra la violencia y exigir a las autoridades mayor seguridad en la ciudad de manera inmediata.

Con un minuto de silencio arrancó la marcha. La caminata la encabezó la madre de un hombre de 30 años que murió el viernes pasado.

Además exigieron que las autoridades les informen cuál es la estrategia de seguridad que van a implementar. La mayoría del contingente vestía de blanco y portaba un moño negro.

Los manifestantes acusaron que además del multihomicidio, en Minatitlán han aumentado las extorsiones, los robos a casas, así como los asaltos a mano armada.

Fuente: Milenio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here