A fin de contar con radares especializados que contribuyan generar estrategias más precisas para la prevención y contención de la macroalga.

Por Staff Tiempo Digital

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) recibió, de parte de científicos de la UNAM, la propuesta para crear el Observatorio Costero del Sargazo en Puerto Morelos, que permitiría la generación de alertas tempranas que anticiparían la llegada de la planta marina a las costas de Quintana Roo.

El costo del proyecto es de 27 millones de pesos para los próximos tres años, pero la decisión está en manos del Conacyt, el cual pospuso la aprobación del proyecto indefinidamente, explicó Christian Appendini, oceanólogo de la UNAM en Mérida, Yucatán.

La propuesta científica involucra la instalación de radares especializados que permitirían pronosticar, con mayor precisión, la magnitud y puntos de recale, con lo que se podría desarrollar estrategias más efectivas para atender el fenómeno.

Los especialistas indicaron que, actualmente, no cuentan con información precisa que permita determinar cómo se está moviendo el sargazo y mucho menos poder anticipar en qué cantidad y en qué puntos arribará a las costas del estado el próximo año.

Appendini aseguró que “Hay muchas propuestas, muchas técnicas, muchas cosas que se están haciendo, pero no hay una propuesta integral para medir todos los parámetros oceanográficos que permitan generar una sistema de alerta que nos arroje resultados más fiables sobre el comportamiento de este fenómeno”.

Asimismo, destacó que lo más caro son los radares, que representan un costo por la tercera parte de los 27 millones de pesos solicitados. La propuesta también incluye equipo para monitoreo satelital, instalación de sondas que medirán la profundidad de la mancha de sargazo y cámaras capaces de generar imágenes tridimensionales a partir de modelos logarítmicos, explicó el experto.

Todas estas herramientas ayudarían a determinar eficazmente la instalación de barreras de contención que ha anunciado la Secretaría de Marina o hacer más eficaz la recolección del alga en altamar, anticipando los puntos de mayor concentración del alga antes de llegar a la costa, agregó el especialista.

Finalmente, el académico explicó que Puerto Morelos es la mejor opción para el desarrollo del observatorio, puesto que ahí ya se encuentra el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, así como una estación atmosférica que permitirá cruzar los parámetros oceanográficos con mediciones climáticas para hacer más confiable los modelos predictivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here