Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Puebla denunciaron y evidenciaron, que supervisores y directores obligan a personal docente a laborar de manera presencial en la zona 043 de educación primaria federal, conformada por municipios pertenecientes a la Sierra Negra, esto a pesar de que el semáforo epidemiológico permanece en color naranja.

De acuerdo con El Sol de Puebla trabajadores de la Coordinadora afirmaron que, desde la semana pasada, a los maestros, tanto de la sección 51 como de la sección 23, que trabajan en dicha zona ubicada en los límites entre Puebla y Veracruz, se les forzó a acudir a las aulas para brindar clases presenciales a los niños durante tres días a la semana: lunes, martes y miércoles.

“Tenemos evidencia y fotografías de como la supervisora está obligando a sus compañeros a que se presenten a laborar anteponiendo su salud, sobre todo la de los maestros y los niños, porque esto implica que puede haber un rebrote de salud, en el tema educativo, o en su momento, se está poniendo en mucho riesgo tanto a la comunidad como a los maestros que están viajando de las grandes urbes”, confesaron.

Más de diez planteles son los que están impartiendo clases presenciales, en su mayoría situadas en Tlacotepec de Porfirio Díaz, en San Sebastián Tlacotepec, entre ellos: Escuela Valentín Gómez Farías, en Vista Hermosa de San Sebastián Tlacotepec; Francisco I. Madero, en la comunidad Tenziantla San Marcos del municipio de San Sebastián Tlacotepec; Vicente Guerrero, en comunidad Playa Nueva del municipio San Sebastián Tlacotepec; Venustiano Carranza, en Buenavista de Cuauhtémoc; Revolución Mexicana, de San José Petlapa; Miguel Hidalgo, de Tepetla; Ignacio Zaragoza, de Villa del Río; Benito Juárez, de Zacatilihuic; Benito Juárez, de Zacatepec de Bravo; Belisario Domínguez, de Tepexilotla y Aquiles Serdán, de Yovalastoc, entre otras.

Y es, a pesar de que el tema de los contagios por Covid-19 puede ser alarmante, otra situación que les preocupa es la de la seguridad para el personal docente, pues aseguran que, si llegara a haber casos de coronavirus en las localidades, principalmente en Tlacotepec de Porfirio Díaz, los habitantes de la comunidad culparían a los educadores y correrían el riesgo de ser lastimados o agredidos.

Por otra parte, comentan que el viernes pasado que hubo una reunión virtual con la supervisora, se les dio la indicación que el profesor que no estuviera de acuerdo con la situación podía presentar su renuncia o que, en dado caso, mostrara un oficio de que no iba a trabajar.

“Los docentes, estar en comunidades tres días atendiendo a los alumnos con un máximo de 8 alumnos por día. Acatar órdenes de superiores, de ser caso omiso se levantará de inconformidad con copia a supervisión; con tres actas acumuladas baja definitiva con tres años de suspensión”, se lee en una de las indicaciones que la supervisora envió, a través de un grupo de redes sociales, a directores de estos profesores.

Es por eso que hacen un llamado enérgico al Secretario de Educación en el estado, Melitón Lozano, a que tome cartas en el asunto, ya que quienes están tomando las decisiones no son de la parte sindical, sino de la parte oficial.

“Creemos que estas acciones, que son atribuciones que se están tomando los supervisores y algunos directores, son un desacato que están incurriendo con respecto a la indicación por parte de la SEP federal y, por lo tanto, le hacemos este llamado al doctor Melitón a que investigue, porque no podemos permitir que se esté poniendo en riesgo tanto a los niños como a los compañeros maestros”, concluyeron.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here