El gobernador del estado de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, criticó al gobierno federal debido a que en la propuesta para renovar el pacto fiscal, las autoridades encabezadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador han mostrado una actitud de desdén y desprecio. Incluso denunció que les han cerrado las puertas al diálogo con las entidades del país.

“Los estados de la República no estamos pidiendo limosna, no estamos pidiendo o planteando extender la mano para ver qué más nos dan. Lo que estamos planteando es que se ha llevado a las finanzas estatales y municipales a un punto en el que ya no vamos a aguantar mucho más”, comentó el mandatario durante una reunión de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados.

Ante esta situación, Alfaro hizo evidente la urgencia de convocar a una Convención Nacional Hacendaria, pues la emergencia sanitaria derivada de la COVID-19 les generó una carga presupuestal que no tenían contemplada. Apuntó que en el caso de su estado, tuvieron que invertir 3,000 millones de pesos en materia de salud, los cuales no estaban planificados.

Asimismo, resaltó que en su entidad se tuvo que recurrir a una línea de crédito por 6,200 millones de pesos, a través de la cual se buscará aminorar el impacto económico de la pandemia del nuevo coronavirus entre la población.

“Debería haber un gran acuerdo para diseñar una ruta de trabajo en la que sumemos a la iniciativa privada, en la que generemos del gobierno federal un planteamiento de respaldo financiero para cuestiones muy puntuales, no se trata ni de condonar impuestos ni de regalar el dinero a nadie”, sentenció Alfaro.

Además de Jalisco, los gobernadores de Colima, Durango, Guanajuato, San Luis Potosí, Coahuila, Tamaulipas, Querétaro, Michoacán, Nuevo León, Aguascalientes y Chihuahua han solicitado que se realice esta Convención para actualizar el pacto fiscal.

El gobernador puntualizó que si no se da este ejercicio, las autoridades no habrían agotado el debate con el cual se puedan recuperar los elementos que han conformado los pilares del federalismo mexicano, específicamente en lo relacionado con la distribución del presupuesto.

Cabe recordar que la semana pasada, el presidente se reunió con representantes de los 32 estados del país en San Luis Potosí, donde se comprometió a pagar “puntualmente” lo que debe la federación a los estados y “analizar” el pacto fiscal. No obstante, hace unos días rebajó las expectativas al decir que la fórmula de reparto está vigente desde hace 10 años y para modificarla se necesita el consenso de todos los mandatarios.

Tomado de Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here