Este miércoles se dio a conocer la muerte de la actriz y cantante Flor Silvestre.

La actriz, esposa de Antonio Aguilar, murió rodeada de sus hijos y nietos en su rancho El Soyate, en Zacatecas.

Guillermina Jiménez Chaboya, nombre real de Flor Silvestre, participó en más de 70 películas de corte western-mexicano con ambiente folclórico en las que combinaba su faceta como cantante.

Conocida como el Alma de la canción ranchera, Flor Silvestre fue un ícono de belleza y talento y es recordada por su gran voz, su amplia trayectoria como actriz de la Época de Oro del cine mexicano (1933-1964) y por ser la matriarca de una de las familias que ha dejado un importante legado en la música vernácula mexicana.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here