El candidato de la Casa Rosada se prepara para hacer una presentación en la junta electoral para impugar la candidatura de Ramón Mestre y así disciplinar a los radicales. El intendente de la capital se resiste y está decidido a romper la alianza que tendrá un fuerte impacto nacional teniendo en cuenta la importancia que el Gobierno destinaba a esta elección.

Mario Negri, precandidato a gobernador por Córdoba dentro de Cambiemos, tiene todo listo para presentarse este miércoles en la Justicia Electoral de la provincia para presentar la impugnación al proceso electoral, cambiar las alianzas y dejar fuera al otro precandidato del espacio: el intendente de la capital Ramón Mestre.

Esta interna que eleva temperatura desde los últimos días del 2018 tendría como punto de definición a los días posteriores al carnval según informa el diario La Voz. Ahora Negri está decidido, por el apoyo que recibe del Frente Cívico de Luis Juez, del PRO cordobés y de la Casa Rosada, a avanzar con todo contra Mestre e impugar la candidatura del dirigente que está dispuesto a romper todo antes de acordar.

Después de declarar que la elección interna del 17 de marzo no podría realizarse por problemas en la logística, ahora la estrategia vira hacia la Justicia y así sacar a Mestre de carrera. De todos modos el pedido llegará 8 días hábiles anteriores a la elección que no puede postergarse porque el 23 del corriente mes es la fecha límite para presentar las listas para los comicios provincial y municipal del 12 de mayo.

La Justicia Electoral requiere un fallo unánime para disolver la alianza y es ahí que Mestre jugará sus fichas y defenderá legalmente la interna. De todos modos, desde el entorno del intendente saben que más que enfocarse en la estrategia judicial se pondrán como objetivo el despliegue mediático a través del que el dirigente hará volar por los aires y en pedazos a Cambiemos Córdoba.

Esto sin lugar a dudas tendrá un impacto nacional, no solo en el cierre de listas en las demás provincias donde el radicalismo negociará aún con más vehemencia sus lugares en los armados. Sino que es un fracaso del Gobierno el hecho de no poder armar una alternativa competitiva en la provincia que le dio el mayor apoyo del país para ganar el ballotage del 2015.

Como Negri y la Casa Rosada saben que el metrismo sino tiene internas romperá, barajaron la opción de la intervención de la UCR como sucedió en Santa Fe para establecer la dedocracia. Por eso la opción de un radicalismo intervenido que despoje a Mestre de la histórica lista 3 sería un golpe bélico en caso de que avancen con la rutpura de la alianza, esto también traería la desafiliación del partido histórico de aquellos que no se disciplinen detrás del jefe del interbloque Cambiemos en diputados.

Fuente: Política Argentina

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here