AP. – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intentó el domingo desarrollar una imagen más atractiva ante los votantes latinos, una estrategia que podría resultar fundamental en los estados más disputados y así definir la contienda rumbo a la Casa Blanca.

A pesar de que Trump ha hecho una gran cantidad de comentarios despectivos contra los latinos, y en especial contra los mexicanos, su campaña se muestra cada vez más optimista de que el mandatario ha ganado algo de respaldo de esta comunidad que podría ayudarle en Florida, Arizona y Nevada, estados en los que estuvo enfocándose este fin de semana.

Atraer el respaldo de los latinos ha sido una lucha cuesta arriba para Trump desde los primeros momentos de su campaña de 2016, cuando declaró que muchos migrantes mexicanos eran “violadores”.

El mandatario también fue blanco de críticas por cómo respondió a un huracán que devastó Puerto Rico, por las medidas que implementó para separar a los niños migrantes de sus familias en la frontera con México, y por constantemente intentar desmantelar DACA, un programa que permite que los jóvenes migrantes que llegaron como indocumentados al país durante su infancia permanezcan en Estados Unidos.

“Ellos entienden la situación en la frontera sur. Quieren que la gente venga, y yo también, pero quieren que lo hagan conforme a la ley”, dijo Trump el domingo ante un pequeño grupo de partidarios en Las Vegas. “Mientras que Joe Biden les ha fallado, yo les he cumplido a los latinos. Lucho por ellos todos los días”.

Trump también destacó el bajo índice de desempleo que había en la comunidad latina antes de la llegada del coronavirus e insistió en la necesidad de que haya “ley y orden”, asegurando que los recientes episodios de violencia en distintas ciudades de Estados Unidos son peligrosos para los latinos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here