La firma de abogados responsable de liderar la demanda del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre un supuesto fraude de votos durante las elecciones presidenciales en el estado de Pensilvania, se retiró de los procedimientos, según un documento divulgado por el diario The New York Times.

La decisión de Porter Wright Morris & Arthur ocurre después de que una información del mismo medio de comunicación revelara tensiones internas en la firma por su decisión de trabajar para la campaña de Trump en Pensilvania.

Se trata de un estado clave en la victoria electoral del presidente electo Joe Biden, al proporcionarle los 20 votos en el Colegio Electoral necesarios para llegar a la Casa Blanca.

De acuerdo con el New York Times, algunos empleados revelaron que se estuvo intentando minar la integridad del proceso electoral desde meses antes de la celebración de los comicios del 3 de noviembre pasado, y uno de los abogados renunció en señal de protesta.

La empresa, con sede en Columbus, Ohio, había recibido al menos 727.000 dólares en concepto de honorarios de manos de la campaña de Trump y del Comité Nacional Republicano, según la información que reprodujo la agencia Europa Press.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here