Gibrán Ramírez, candidato a la dirigencia nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) apuntó que en su programa para dirigir al partido se plasman propuestas para sacar al partido del “marasmo” en el que se encuentra y regresarlo al obradorismo.

Durante una entrevista que le realizó el periodista Joaquín López Dóriga dijo que es importante impulsar la reestructuración del partido sin padrinos.

En entrevista con Joaquín López Dóriga en Radio Fórmula, Ramírez Reyes apuntó que su programa se plasman propuestas para sacar a Morena del “marasmo” en el que se encuentra, además de realizarlo sin facciones ni “padrinos políticos”.

Gibrán Ramírez apuntó que lo mueve su deseo de transformar al país y que Morena debe regresar al lopezobradorismo, “ha sido mi única militancia y quiero que sea m única militancia”.

Sobre la coyuntura del proceso electoral y ante la ausencia del presidente Andrés Manuel López Obrador en la boleta, Ramírez Reyes enfatizó en que se tiene que generar condicione para elegir a candidatos idóneos y evitar que caigan en la burocracia partidista.

“Estoy proponiendo un departamento de encuestas muy serio que no deje lugar a dudas sobre la definición de las candidaturas, como hubo en 2018 lo que casi resulta en que casi estallen conflictos política en la Ciudad de México, donde hubo un amago con Ricardo Monreal“, subrayó.

Ahora tenemos que hacernos cargo nosotros y generar las condiciones para tener buenos candidatos, para que sean una marca de decencia (…) Morena tiene que hacer un examen de cómo han avanzado sus cargos electos, no permitir la reelección de los que lo han hecho mal y seleccionar los mejores en cuanto a los compañeros, que tengan una trayectoria decente y representen a la gente común”, indicó.

El más joven candidato para la dirigencia nacional de Morena, apuntó que sí puede existir el método de tómbola para elegir a candidatos plurinominales, “de lo contrario es entregárselo a la burocracia partidista, pero se tiene que hacer con cuidado (…) Si llego a ser presidente de Morena, quiero que varios candidatos sean por tómbolas. Hay que meterle algunos candados”.

Gibrán Ramírez abundó que se trata de democratizar a Morena, de cambiar el personal político porque un cambio de régimen significa que no se siga con lo mismo.

“Que el partido se haga de sus cargos electos, en sancionarlos cuando no cumplan con su programa y principios, echarlos del partido o impedir que tengan candidaturas nuevamente. Y a quienes sí cumplan, hay promoverlos”, recalcó.

Con información de López-Dóriga Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here