Alejandro Rojas Díaz Durán no es el típico candidato que aspira a presidir Morena, el partido del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el más poderoso del país. Se trata de un hombre relacionado con el trabajo detrás de escena de la vida política más que de un personaje mediático. Uno de los más críticos al interior de la organización, busca encabezarla para “recuperar el centro” ideológico y fortalecerla de cara a las cruciales elecciones de 2021. Pero también las presidenciales de 2024.

El senador suplente es uno de los 47 candidatos a la presidencia del partido en unas poco ortodoxas elecciones: después de varios meses hundidos en polémicas y fracturas internas, el Tribunal Electoral tuvo que intervenir en el proceso de Morena para definir los pasos rumbo a la sucesión de sus liderazgos.

La autoridades electorales le encomendaron al Instituto Nacional Electoral (INE) la organización de encuestas nacionales y abiertas (el padrón de militantes sigue siendo un motivo de disputa en el partido y no existe legalmente uno consensuado) para definir al presidente del partido, pero también al titular de la secretaría general.

“El cargo es tener las responsabilidad de conducir al movimiento popular más importante en la historia de América Latina y de México en las últimas décadas”, aseguró Rojas en una entrevista con Infobae México. “Morena es un factor de gobernabilidad y de trascendencia para iniciar realmente la transición de un régimen político que ya dio sí y que está fraguado en el corazón de la corrupción”, agregó.

El candidato disidente

Rojas, de 62 años, tiene una propuesta para dirigir a Morena que para algunos integrantes resulta radical: el partido debe buscar el centro político perdido en los últimos años en México. “Tiene que ayudarle al presidente López Obrador a que, precisamente, recuperemos el centro político, todos los mexicanos”, explicó.

Morena no puede mantenerse con un discurso de pensamiento único o que una facción le imponga a todos los demás o que se nos quiera imponer una visión del mundo cuando ni siquiera la hemos dialogado, ni siquiera la hemos consensuado

Si Morena nació como el Movimiento de Regeneración Nacional, de acuerdo con Rojas, tras la contundente victoria en las elecciones de 2018 (la presidencia con un porcentaje inédito y mayorías en el Congreso), ahora la organización “tiene que ser el gran movimiento de la reconciliación nacional”.

En opinión de Rojas, la llamada Cuarta Transformación (o 4T para abreviar, tal y como AMLO bautizó su gobierno en referencia al cambio en la vida pública del país) necesita “contenido y sustancia”. “Tenemos los enunciados, pero aún nos falta un acuerdo por la nación en donde incluyamos a todos los sectores sociales y Morena tiene que ser el articulador de esos nuevos consensos”, ahondó.

Ahí, dijo, deberán estar todos los grupos: campesinos, ganaderos, sindicalistas, pero también los pequeños y medianos empresarios. “Todos los sectores, las clases medias, con la propia academia, los intelectuales, los propios medios de comunicación. La 4T tiene que tener una agenda del Siglo XXI”, expresó. “No una visión unilateral, monolítica, sino el producto de grandes acuerdos y consensos”, insistió.

La “carta de navegación” que Rojas busca escribir al frente de Morena, detalló, requerirá también de una “refundación”. “Voy a convocar a una refundación para que haya unidad de todas las fuerzas de izquierda democráticas y progresistas, para que Morena sea la casa de esa pluralidad política de México y se coloque a la vanguardia del gobierno de López Obrador”, manifestó.

Y es que en el futuro se asoma el final del mandato del mandatario mexicano, en el 2024. “Alguien tiene que seguir conduciendo la transformación y tener claridad de hacia dónde vamos, tener un mapa, una ruta para saber cuáles son las siguiente estaciones que hay que tocar. Pero necesitamos que nos sentemos todos los que estamos involucrados en la travesía para saber a dónde queremos llegar. Ya zarpamos pero ¿hacia dónde vamos?”, señaló.

Cuestionado sobre el tiempo necesario para conseguir una refundación tan amplia como la planteada, el suplente del senador Ricardo Monreal indicó que era posible. “Es una cuestión de voluntad, de vocación y, además, de tener claridad. Yo tengo las tres cosas, con todo respeto, tengo conocimiento, tengo trayectoria. Soy el único de los aspirantes que tiene experiencia político electoral. También soy un hombre de Estado, también trabajé en la administración pública, tengo libros escritos”, argumentó.

Publicado en https://www.infobae.com/america/mexico/2020/09/21/elecciones-de-morena-ponen-en-juego-la-mayoria-de-la-camara-de-diputados-y-la-presidencia-en-2024-alejandro-rojas/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here