La pandemia de coronavirus que inició en el mes de febrero se extendió hasta finales del 2020 y afectó las típicas celebraciones mexicanas del Día de Muertos. Incluso la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes estimó que las ventas de los diversos insumos utilizados para esta celebración se perderían hasta el un 70%.

El presidente de la organización, Cuauhtémoc Rivera dijo al periódico Milenio que el rebrote de la pandemia llevará a varios estados del país a poner restricciones más fuertes durante el festejo mexicano.

“Lo que resta a las familias mexicanas es recordar y celebrar a sus seres queridos en privado, hacia el interior de las familias” señaló.

Por otro lado, destacó al medio mexicano que la previsión de la Alianza tiene que ver con el incremento de contagios que se ha presentado en diversos estados y que las autoridades han calificado como “rebrote”.

Varios panteones y zonas donde se acostumbre celebrar este día ya anunciaron que mantendrán sus puertas cerradas para evitar tumultos de personas y, por ende, la propagación del virus SARS-CoV-2.

El pasado 23 de octubre, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, X, Claudia Sheinbaum, anunció que el próximo domingo 1 y lunes 2 de noviembre los panteones civiles y privados cerrarán sus puertas al público.

Por ejemplo, las conocidas celebraciones por el Día de Muertos en San Andrés Mixquic fueron suspendidas debido al alto número de contagios de COVID-19 en la capital mexicana. Cada año, las celebraciones en la localidad se llevan a cabo del 31 de octubre al 2 de noviembre y atraen a una gran cantidad de mexicanos y extranjeros para apreciar la celebración.

Roberto Lozano, director de comunicación Social de Tláhuac, dijo al periódico Excélsior que los habitantes del lugar son conscientes de el alto número de visitantes que tendría el evento representa un foco de propagación del virus SARS-CoV-2.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here