Para Felipe de Javier Peña Dueñas, presidente de la Comisión de Transporte de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), la situación que se vive es alarmante y muestra un aumento en los robos de mercancías en lo que va del año: “hay un crecimiento en el 2019 contra el 2018 y con respecto al 2017. Podemos hablar de un crecimiento, en el caso general de robos de al menos 6% en el 2019 con respecto a 2018 y de casi 40% contra 2017.

De la mano de este número están los lugares en donde se cometen, así como de las mercancías preferidas por los delincuentes: “Nos están robando productos con valor agregado y esto a nivel logístico nos obliga a ubicar primero en dónde son, y ubicamos que la mayoría de los robos es en el centro del país, y sobre todo la zona del Estado de México y el Valle de Puebla.

Después el occidente y por último el noreste del país. Ubicando estas zonas también conocemos en qué horarios nos roban, y nos hemos adecuado no circulando de noche salvo que haya Operación Carrusel, que hemos coordinado con la Policía Federal, como en el caso del corredor México-Veracruz para pasar por la zona de Puebla y la montaña”, apuntó el comisionado de la Concamin.

El robo de mercancías se presenta tanto de día como de noche, según Felipe Peña el incremento en los robos que ocurren de día es absolutamente proporcional al aumento registrado entre el primer trimestre del 2019 con respecto a 2018 y 2017. Señala también que la delincuencia creció en 10% su actividad operando de día, además de que 90% ocurre en tránsito, ya sea en su modalidad ferroviaria o de autotransporte.

En toda esta dinámica delincuencial se sabe que más de 85% de los casos contra el autotransporte implica el secuestro del operador y, en su mayoría, la carga termina en el mercado negro. La necesidad de comercializarla rápidamente se refleja en el tipo de mercancía preferida por los delincuentes: “los más afectados siguen siendo el sector de alimentos y bebidas y en segundo lugar, a nivel de carpetas de investigación, está el sector de materiales para la construcción y después sigue apareciendo hidrocarburos y de igual forma productos químicos y farmacéuticos”, afirmó Felipe Peña

Fuente: El Economista

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here