Pequeña Stephanie Martínez sueña con ser campeona mundial de boxeo

0
89

México, 8 Mar (Notimex).- La pequeña boxeadora Stephanie Martínez Marczak aún no cumple 12 años y ya tiene definidas sus metas en la vida, una la de ser campeona del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Llamada “La Niña de Oro”, quien apenas cursa el sexto año de primaria, dejó de jugar con muñecas o lo hace muy poco, prefiere ponerse los guantes y disfruta mucho más el sonido de cualquier impacto en costales o rivales que el de algún juguete.

“Me veo como boxeadora olímpica, campeona mundial del CMB, como olímpica representando a mi país”, dijo en entrevista con Notimex desde el “Club Condesa Box”, en Nezahualcóyotl, Estado de México.

En televisión vio a una boxeadora y de inmediato se visualizó arriba de un ring y al anunciador diciendo su nombre y que es campeona del mundo, “quiero vivir ese momento, me dije que quiero ser como ellas”.

Su amor por el deporte de los puños la obliga a seguir una rutina diaria y prácticamente a estar ocupada todo el día, pues ir a la escuela, labores en el hogar y los entrenamientos son el pan de cada día, pero lo hace con gusto.

“Llegando como, hago mi tarea desde las tres de la tarde y hasta las seis, si ya terminé ayudo en casa y después al gimnasio”, donde se ejercita y perfecciona sus movimientos por espacio de 90 minutos, siempre acompañada de su papá, Emmanuel Martínez.

Consciente de que el boxeo no será para siempre tiene otras aspiraciones fuera del ring, y debido a su gusto por los animales quiere ser médico veterinario, segura de que ir bien en la escuela y buenas calificaciones deben ser una constante.

La frase “primero la escuela y después el boxeo” la tiene presente todos los días, incluso sacar arriba de nueve de calificación es su pasaporte para ir al gimnasio, “sino no”, y a la espera de ingresar a la secundaria al inicio del siguiente ciclo, “será más pesado, supongo”.

Ganadora de distintos torneos juveniles, uno el de “Puños rosas 2016”, reveló que entre sus hobbies o gustos está el de dibujar, colorear y jugar con sus primos, aunque en ocasiones le dan ganas de agarrar sus muñecas y jugar.

Pero no duda en aseverar que prefiere los guantes de box, escuchar “el sonido del golpe, cando le vas tirando a algún contrincante, como cuando le pegas en la panza y suena, eso me llama la atención”.

A su corta edad, su vestimenta luce como si fuera profesional y con el nombre de algunas marcas, patrocinadores que la han apoyado desde hace algunos años, pero resalta la frase “Polska sila”, en honor a su mamá, de nacionalidad polaca y que vive en Estados Unidos.

“Significa poder polaco, mi mamá es de Polonia, dice que es un poder muy fuerte”, mismo que la ayuda a salir avante en cada pelea, sin importar que a su madre no le gusta la idea de que sea pugilista, me dice ‘te van a deformar tu cara’, y yo le digo que por eso debo entrenar”.

“Es una niña con mucho carisma, dedicación, tiene mucho futuro en este deporte tan difícil y cuenta con todas las cualidades para alcanzar sus logros”, afirma su entrenador Antonio Navarro, quien guía sus pasos en el gimnasio mexiquense.

Mientras disfruta las entrevistas y sigue los consejos de su abuelito y su papá, también comparte su corta experiencia con adultos y niños, a quienes pide den el máximo si quieren ser algo en la vida.

“A los papás les digo que si a su hijo le gusta un deporte que lo apoyen, porque si no los apoyan se van a arrepentir más adelante, y a los niños que sí los apoyan que le echen ganas, que sigan por un sueño o éxito”, concluyó.

 

NTX/DTG/IPB/MUJER17

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here