Las imágenes de multitudes en las calles de Buenos Aires honrando la memoria del futbolista Diego Armando Maradona en plena pandemia preocupan a expertos, quienes advierten que se puede tratar de un evento supercontagiador. El neurólogo Conrado Estol dice entender la pasión de la gente ante la muerte de su ídolo y asegura que faltó una logística adecuada de las autoridades para llevar a cabo el funeral.

Los especialistas sostienen que es “preocupante” la multitud que se reunió en Plaza de Mayo por los riesgos de contagios. Y que es “incongruente” hacer el sepelio masivo y pedir que la gente no se reúna en las fiestas.

Así lo confirmaron varios infectólogos consultados. También, autoridades de Salud de la Ciudad y de Buenos Aires. Apuntaron a lo que es obvio (que la masividad humana prolifera los contagios cuando todavía circula el Covid), pero lo matizaron con lo inevitable, ese antiquísimo concepto, tan útil para la filosofía antigua: la famosa ananké griega. La necesidad de lo ineludible. Lo inevitable.

tros dos médicos infectólogos muy consultados en la pandemia pidieron hablar off the record, es decir, no ser nombrados. Es entendible: nadie quiere ser señalado por dar sermones en un momento como este. Del coronavirus estamos hartos y el shock de la muerte de Maradona es una herida fresca y dolorosa.

Pero igual juzgaron importante opinar. El primero explicó que, sin dudas, “todo amontonamiento de gente, mientras siga habiendo casos de Covid, es una situación que incrementa el riesgo”.

El segundo, médico de un hospital porteño que por su ubicación lindante con la Provincia recibe muchos pacientes del conurbano bonaerense, fue duro y elocuente. Considerando el contexto que vivimos, evaluó que el funeral tuvo dimensiones monstruosas.

Con información de El Clarín.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here