Tras recibir una llamada sin identificar, agentes de la Policía de Investigación (PDI), así como el grupo élite de la secretaría de Seguridad Ciudadana llevaron a cavo una investigación en la zona donde presuntamente vive el agresor.

Los elementos policiacos revisaron con cámaras de vigilancia e hicieron un chequeo, sin embargo, no encontraron indicio alguno, aunque determinaron reforzar la seguridad en la zona.

Un operador del número de emergencia dio a conocer ante las autoridades de que recibió una llamada de una mujer que aseguró que en calles de la emblemática colonia Condesa hay un hombre que lo identifico como “Neri” y aseguro que posee armas de fuego.

La denunciante anónima también aseguró que el presunto vende armas a menores de edad, según información de El Universal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here