Analistas aseguran que no es necesario empatar comicios bolivianos con argentinos

0
40

La propuesta del Movimiento Al Socialismo (MAS) de adelantar o retrasar las elecciones generales en Bolivia y que no coincidan con los comicios de Argentina y Uruguay tiene un solo objetivo: asegurar el triunfo del binomio Morales-García en primera vuelta con la ayuda del voto en el exterior y, de esta manera, evitar una segunda vuelta con Carlos Mesa, aseguran analistas políticos.

El vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Antonio Costas, aclaró ayer que la entidad electoral todavía no fijó fecha para las elecciones de octubre, luego de que el MAS y la Cancillería pidieran adelantar o retrasar los comicios para evitar que coincidan con las justas que se celebrarán el 27 de octubre en Argentina y Uruguay, por lo que consideró como “innecesario” el debate que se generó en torno a ese asunto.

“Este es un debate innecesario. Nosotros vamos a llevar adelante, en el mes de marzo, aproximadamente el día 20, una reunión nacional para  coordinar con los tribunales electorales departamentales todo lo concerniente al proceso electoral. Entonces, (ese) es un debate innecesario”, explicó Costas, consultado sobre la fecha de las elecciones de octubre.

Por el momento, aclaró la autoridad electoral, no se puede hablar de “postergación o anticipación de las fecha de las eleciones”, ya que todavía no hay una convocatoria.

“La convocatoria, virtualmente, se llevará adelante 150 días antes del proceso de votación (…). Todo lo demás es una especulación”, explicó Costas. “No tenemos ninguna nota oficial de ninguna instancia del Estado respecto a lo que significa los procesos en el extranjero”, agregó.

Ayer, la Cancillería, en un comunicado, pidió al TSE que garantice la participación de los bolivianos que residen en Argentina y Uruguay en las elecciones de octubre.

“La coincidencia de fechas de los comicios electorales impediría que los residentes bolivianos en estos países puedan ejercer su derecho a participar en el proceso electoral, como lo establece la Constitución Política del Estado, ya que no existirían las condiciones logísticas necesarias para la instalación de los recintos electorales para el proceso electoral boliviano”, observó la Cancillería.

El oficialismo asumió, como otros, que las elecciones tendrán lugar el 27 de octubre, tomando en cuenta los plazos que tiene el TSE para desarrollar el proceso electoral, por lo que pidió cambiar de fecha. El propio presidente Evo Morales lo sugirió el fin de semana en un acto.

Los oficialistas creen que, si los comicios coinciden con las elecciones en Uruguay y Argentina, los bolivianos que residen en esos países no podrán ejercer su derecho a votar.

El diputado opositor Óscar Urquizu, sin embargo, cree que la petición del MAS de “cambiar” la fecha obedece a una estrategia que busca que los que votan “doble”, es decir en Argentina y en Bolivia, puedan hacerlo sin problemas.

Fuente: Los Tiempos/Correo del Sur

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here